hospimedica2

ALOCUCIÓN DEL CORONEL D. JESÚS N. NUÑEZ CALVO, JEFE DE LA COMANDANCIA DE LA GUARDIA CIVIL DE ALGECIRAS CON MOTIVO DEL 175 ANIVERSARIO DEL CUERPO

01 CORONEL NUNEZ

PALABRAS PRONUNCIADAS POR EL ILMO. SR. CORONEL D. JESÚS NARCISO NÚÑEZ CALVO, JEFE DE LA COMANDANCIA DE LA GUARDIA CIVIL DE ALGECIRAS, CON MOTIVO DE LA CONMEMORACIÓN DEL CLXXV ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DEL CUERPO DE LA GUARDIA CIVIL (1844-2019).

Algeciras, 15 de Mayo de 2019.

Excelentísimas e Ilustrísimas Autoridades, civiles y militares, representantes del Cuerpo Consular, Oficiales, Suboficiales, Cabos y Guardias Civiles, Señoras y Señores:

En primer lugar quiero agradecer a la Delegada del Rector para el Campus Bahía de Algeciras y al Director de esta Escuela Politécnica Superior, su inestimable colaboración para que hayamos podido celebrar este acto institucional.

Seguidamente quiero agradecer, también muy sinceramente, la presencia de todos ustedes ya que representan a las principales instituciones de la provincia de Cádiz y de su Campo de Gibraltar. Es todo un honor para nosotros que estén aquí. Muchas gracias de verdad, y sobre todo a los que han tenido que desplazarse desde puntos más lejanos.

Este año celebramos que nuestro benemérito Instituto, creado por Real Decreto de 28 de marzo de 1844 y definitivamente organizado por otro de 13 de mayo siguiente, ha cumplido 175 años.

En la proyección que han visionado al comienzo del acto, se ha recreado el inicio de nuestra historia. 175 años después seguimos manteniendo la misma identidad corporativa, los mismos valores y los mismos principios que nos han convertido en la institución más valorada por los españoles.

Y tal como se ha visto en la segunda parte de la proyección, no nos hemos quedado por ello anclados en el pasado. Somos un Cuerpo moderno y proactivo, formado por hombres y mujeres que tenemos por vocación el servicio a España y a su Sociedad.

El Duque de Ahumada nos dejó el mejor legado que un padre puede dejar a sus hijos: un código deontológico que 175 años sigue teniendo plena vigencia y que no ha podido ser superado y ni siquiera igualado en ninguna otra institución.

Se trata de La Cartilla cuyo artículo 1º reza así: “El honor ha de ser la principal divisa del Guardia Civil, debe por consiguiente conservarlo sin mancha. Una vez perdido no se recobra jamás.”

Cuánta sabiduría, cuánta verdad y cuánta razón hay en ese artículo que simboliza la dignidad de nuestra razón de ser. Sólo los hombres y las mujeres de nuestra benemérita Institución que mantengan intacto su honor, seguirán portando con legítimo orgullo el glorioso uniforme de la Guardia Civil. Quien lo manche merecerá nuestro desprecio, el rechazo de la Sociedad y la estricta justicia de los tribunales.

Para aquellos de ustedes que no conozcan nuestra Cartilla les animo a leerla.

“El Guardia Civil no debe ser temido sino de los malhechores, ni temible sino a los enemigos del orden. Procurará ser siempre un pronóstico feliz para el afligido, y que a su presentación el que se creía cercado de asesinos, se vea libre de ellos; el que tenía su casa presa de las llamas, considere el incendio apagado; el que veía a su hijo arrastrado por la corriente de las aguas, lo crea salvado; y por último, siempre debe velar por la propiedad y seguridad de todos.”

“Debe ser prudente sin debilidad, firme sin violencia y político sin bajeza.”

“Cuando tenga la suerte de prestar algún servicio importante, si el agradecimiento le ofrece alguna retribución, nunca debe admitirla. El Guardia Civil no hace más que cumplir con su deber, y si algo debe esperar de aquel a quien ha favorecido, debe ser solo un recuerdo de gratitud.”

Principios y valores como los expuestos y recogidos en nuestra Cartilla son los que nos siguen guiando, orgullosos de nuestra naturaleza militar, en nuestro servicio diario. Y son exactamente los mismos que guiaron a los primeros guardias civiles que desplegaron en el Campo de Gibraltar hace 175 años: el alférez Juan Morillas de Casas y su sección de caballería, compuesta por poco más de una treintena de hombres.

Hoy día somos más de un millar de guardias civiles, hombres y mujeres, en la Comarca, siendo nuestras competencias y responsabilidades mucho más numerosas, pues desde entonces hemos asumido las del antiguo Cuerpo de Carabineros más aquellas que la legislación vigente nos ha ido asignando.

Aquel Alférez es hoy un Coronel y aquella Sección es una Comandancia. Una parte de sus integrantes están ahora sentados entre ustedes. Son algunos de los mejores a los que hoy la Guardia Civil les ha reconocido y recompensado sus méritos extraordinarios y sobresalientes. Hay muchos más guardias civiles acreedores a ello pero como se dice en la milicia, en unos pocos se reconoce el mérito de muchos.

Mi más sincera enhorabuena a todos los condecorados y a sus familias que nos acompañan, pues una parte muy importante de esas cruces de la Orden del Mérito de la Guardia Civil que ahora mismo portan en sus pechos, les pertenecen a ellas.

Aprovecho para felicitar también a los dos componentes de Vigilancia Aduanera que hoy han sido condecorados por su extraordinaria y sobresaliente colaboración con la Guardia Civil.

La lucha contra el narcotráfico no puede entenderse sin una franca, intensa y leal colaboración de todos los que tenemos la responsabilidad de combatirlo. El Campo de Gibraltar es un modelo de coordinación y colaboración entre la Guardia Civil, la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera. También quiero destacar la inestimable colaboración de nuestros compañeros de las Fuerzas Armadas y de Instituciones Penitenciarias.

Bajo la dirección de las autoridades judiciales y el respaldo de la Fiscalía estamos librando cada día, cada noche, una lucha sin descanso contra el narcotráfico. Y para ello estamos contando con todo el apoyo del Ministerio del Interior, de la Secretaría de Estado de Seguridad, de la Dirección General de la Guardia Civil y de la 4ª Zona de la Guardia Civil en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Gracias a todo ello somos una Comandancia privilegiada, con gran sacrificio para el resto, al poder contar con la cobertura prácticamente completa de su plantilla más los constantes refuerzos procedentes de otras unidades ajenas al Campo de Gibraltar así como los nuevos medios que venimos recibiendo.

También me consta que se está trabajando para aumentar y potenciar nuestras plantillas así como para dotarnos de más y mejores medios al objeto de ser cada vez más eficaces y eficientes.

Mientras tanto, continuaremos persiguiendo sin descanso a los que incumplan la Ley y seguiremos poniéndolos a disposición de los tribunales, reiterando nuestra prioridad en la lucha contra el narcotráfico.

Hace justo un año garanticé en el acto conmemorativo de nuestra Fundación, que no habría paz ni tranquilidad para ninguno de ellos así como que todos, sin excepción, irían siendo puestos a disposición judicial. ¡Y lo estamos cumpliendo!. Esta guerra la estamos ganando y la vamos a ganar.

A los Guardias Civiles que habéis pasado a la situación militar de Retiro, vaya también mi más profundo y sincero agradecimiento por vuestro ejemplo de Amor a España y servicio a la Sociedad. Estamos en deuda con todos vosotros y sois igualmente nuestro ejemplo a seguir. Mención especial y emotiva a la Guardia Civil Ana Isabel Riera Moreno, fallecida la pasada Navidad, y cuya familia hoy nos acompaña.

Igualmente, en esta efeméride tan especial para nosotros, quiero dirigirme a algunas de las personas que están sentadas entre ustedes y que no visten el uniforme de Guardia Civil pero que portan con legítimo orgullo el título inmaterial de “hijas e hijos del Cuerpo”. Muchas gracias por vuestro amor a la Guardia Civil que vuestros padres y madres supieron inculcaros.

Un año más quiero expresar mi agradecimiento a los medios de comunicación por su importante labor informativa sobre nuestros servicios, pero también les reitero con todo respeto a su profesión, la necesidad de la prudencia en la prontitud de la difusión de las noticias que en ocasiones pueden malograr investigaciones que han costado muchos esfuerzos y sacrificios.

Finalizo rindiendo un emocionado homenaje a la memoria de los Guardias Civiles que cayeron en el cumplimiento del deber a lo largo de todos los tiempos e invocando a nuestra Excelsa Patrona, la Virgen del Pilar, para que nos siga protegiendo.

Muchas gracias.

JESÚS NARCISO NÚÑEZ CALVO

CORONEL JEFE DE LA COMANDANCIA DE LA GUARDIA CIVIL DE ALGECIRAS


Imprimir   Correo electrónico