hospimedica2

La Guardia Civil de Granada ha intervenido casi 15000 plantas de cannabis sativa durante el pasado mes de abril

7 GUARDIA CIVIL ARCHIVO

38 personas fueron puestas a disposición judicial en la provincia de Granada por delitos de cultivo de droga y defraudación de fluido eléctrico. La intervenciones más importantes han tenido lugar en Pinos Puente y Ogíjares

8 de mayo de 2019. La Guardia Civil de Granada intervino 14974 plantas de cannabis sativa en la provincia de Granada durante el pasado mes de abril, y puso a disposición judicial a 38 personas por delitos contra la salud pública por cultivo de droga y por delitos de defraudación de electricidad.

La Guardia Civil realizó 24 actuaciones contra el cultivo ilegal de cannabis en los municipios granadinos de Cijuela, Santa Fe, Vegas Del Genil, La Malahá, Albolote, Campotéjar, Chauchina, Peligros, Láchar, Maracena, Güevéjar, Ogíjares y Pinos Puente.

Las operaciones más importantes de este pasado mes de abril han tenido lugar en Ogíjares, donde se intervinieron 1800 plantas; y en Pinos Puente, donde se intervinieron 6205.

En Pinos Puente la Guardia Civil ha venido desarrollando una operación antidroga en la barriada de Las Flores de Pinos Puente desde el pasado mes de febrero, en la que se ha perseguido el cultivo intensivo de marihuana y la defraudación de fluido eléctrico

Esta operación finalizó el pasado mes de abril la Guardia Civil con 12 nuevas intervenciones en las que se intervinieron 6205 plantas de cannabis sativa y 10 personas fueron puestas a disposición judicial.

En Ogíjares, un vecino alertó a la Guardia Civil de la existencia de una plantación de cannabis en el sótano del edificio, junto a la cochera comunitaria, plantación que podía verse a través de un agujero en el cuarto de contadores. Cuando los agentes de la Guardia Civil de Armilla consiguieron acceder hasta la plantación descubrieron que había 1800 plantas de cannabis sativa. Fue detenida una persona.

Colaboración con ENDESA

La Guardia Civil ha contado en todas estas actuaciones con la colaboración de técnicos de Endesa para la detección y desmantelamiento de los enganches ilegales a la red eléctrica.

La compañía eléctrica Endesa y la Guardia Civil colaboran de forma permanente en la detección de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.