hospimedica2

El Equipo de Patrimonio de Policía Judicial de la Guardia Civil de Cáceres detiene al autor de numerosas micro estafas cometidas a través de Internet

foto op mascarene

Agentes del Equipo de Patrimonio de Policía Judicial de la Comandancia de Cáceres, han conseguido localizarle y detenerle en la localidad de Alhaurín de la Torre (Málaga)· Al detenido, de 47 años de edad, le constaban hasta 77 requisitorias judiciales de ingreso en prisión, detención o averiguación de domicilio, expedidas por distintos órganos judiciales de toda España

11 de julio de 2019. Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo de Patrimonio de Policía Judicial de la Comandancia de Cáceres, han conseguido localizar y detener a uno de los mayores estafadores online, dedicado a realizar micro estafas, con las que habría conseguido acumular fraudes por valor de más de 35.000 euros. Tras la detención en el municipio malagueño de Alhaurín de la Torre (Málaga), se decretó su ingreso en el centro penitenciario de esta localidad.

La operación comenzó, en el mes de abril de 2.018, a raíz de una denuncia presentada en el Puesto de la Guardia Civil de Ceclavín (Cáceres), por una persona que había adquirido, a través de una conocida página de compra venta online, un loro africano conocido como loro yaco o loro gris, no llegando nunca a recibir dicha ave ni a recuperar la cantidad económica que había entregado en concepto de reserva.

Tras este hecho, la Guardia Civil abrió una investigación, que se ha desarrollado durante más de un año, en la que pudo detectar otra serie de estafas que afectaban a numerosas personas en diferentes partes de España, observando en todas ellas varios puntos en común.

El modus operandi utilizado por el detenido consistía en utilizar páginas de Internet dedicadas a la venta online, ofertando en ellas todo tipo de productos (mascotas, herramientas, apartamentos vacacionales, etc.) a precios muy por debajo de su valor de mercado, captando así a compradores que le transferían pequeñas cantidades de dinero en concepto de reserva, para luego no enviarles el producto ni devolverles la fianza que habían entregado.

Para cobrar las cantidades de dinero que le enviaban, abría cuentas bancarias online, utilizando para ello las copias de los documentos de identidad que requería a los compradores, utilizando, además, estos documentos para adquirir tarjetas de teléfonos móviles cuyos números utilizaba en sus operaciones fraudulentas, consiguiendo que fueran los propios compradores quienes, al final, aparecieran en la red como estafadores.

Con este procedimiento, el estafador llegó a utilizar, al menos, 17 cuentas bancarias de diferentes entidades así como casi medio centenar de números de teléfonos móviles, constándole, por estos hechos, 77 señalamientos de ingreso en prisión, detención o averiguación de domicilio, expedidos por distintos órganos judiciales de toda la geografía nacional, y contabilizándose hasta la fecha un total de 92 personas afectadas.

El detenido se movía en el anonimato, no constándole domicilio alguno, sin embargo, tras un largo y complejo seguimiento operativo de varias semanas, la Guardia Civil consiguió detectar su presencia en localidades de la provincia de Málaga, siendo, finalmente, detenido el pasado día 3 de julio mientras cenaba en un conocido restaurante de la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre, como supuesto autor de numerosos delitos de estafa, usurpación de identidad y falsificación.

Tras la instrucción de las diligencias correspondientes, el detenido, de 47 años de edad, fue puesto a disposición de la autoridad judicial, quien decretó su inmediato ingreso en el centro penitenciario de la citada localidad malagueña.

Las investigaciones, dirigidas por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 7 de Cáceres, han sido llevadas a cabo por el Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Cáceres, continuando abierta la operación, y no descartándose que haya más detenciones.

Asimismo, la Guardia Civil recomienda que todas aquellas personas que hayan podido verse afectadas por algún tipo de estafa online, denuncien los hechos por pequeña que sea la cantidad estafada, pues aunque se trate de estafas que no acarreen un perjuicio económico excesivo individualmente, sí suponen unos elevados beneficios para el estafador por el conjunto de personas que pudieran estar afectadas