hospimedica2

La Guardia Civil de Soria refuerza la vigilancia para el mayor control de la recolección de setas en los montes de la provincia

IMG 6762 campana setas soria

Ayer, se llevó a cabo un servicio intensivo en Villar del Río, con el resultado de 2 vehículos más inmovilizados.

9 de octubre de 2019.- La Guardia Civil refuerza estos días sus servicios en los montes de la provincia de Soria con motivo de la nueva campaña micológica. Se trata de lograr un mayor control de la recolección y frenar la afluencia de recolectores que no cumplen con la normativa vigente. 

El dispositivo de seguridad se extenderá hasta la conclusión de la campaña y en él participarán conjuntamente la Guardia Civil, a través del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), y los agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León.

Desde el pasado 5 de octubre, se están llevando a cabo una serie de servicios en la provincia, concretamente en Tierras Altas, al objeto de controlar, vigilar e inspeccionar la actividad micológica, principalmente en lo referente a la distribución y comercialización de estos productos.

Como resultado hasta el momento, se ha identificado a más de 150 recolectores, 37 de los cuales han sido denunciados por cometer algún tipo de infracción tipificada en el  Decreto 31/2017, de 5 de octubre, por el que se regula el Recurso Micológico Silvestre en Castilla y León.

Asimismo, durante estos días se han realizado 12 decomisos con un peso aproximado total de 1.000 kg, siendo destacable la actuación del pasado 5 de octubre, con la inmovilización de una furgoneta en Villar del Río, que portaba 188 cajas de níscalos (lactarius deliciosus) y boletus edulis. 

Durante la jornada de ayer, 8 de octubre, se realizó de nuevo un servicio intensivo en la zona de Villar del Río, con el resultado de 2 nuevos vehículos inmovilizados. Se trata de dos furgonetas de particulares que infringieron la norma mencionada y que junto a la tercera, la inmovilizada el pasado día 5, han pasado a disposición de la Junta de Castilla y León.

El subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, acompañó ayer a los agentes en Villar del Río, señalando que el objetivo son los cabezas de grupo. “Son grupos organizados que pueden ser manejados por distribuidores y comercializadores, que luego venden el producto en los grandes mercados, y en esto, es en lo que tenemos que incidir”.

Por su parte, el teniente jefe de la sección del SEPRONA de la Comandancia de Soria, Fernando Carrillo, ha declarado que son días de trabajo, puesto que cada vez son más los recolectores que se acercan a la provincia. “Se van a montar dispositivos para detectar posibles irregularidades, solicitando la documentación y decomisando la mercancía cuando ésta no esté en regla”.