hospimedica2

La Guardia Civil de Pontevedra detiene a un vecino de Ponte Caldelas por amenazar con un arma simulada a dos clientes en la terraza de un bar

20191013 DETENIDO PONTE CALDELAS ARMAS

Se incautaron cinco armas simuladas que por sus características externas podrían inducir a confusión sobre su auténtica naturaleza. Entre las armas intervenidas figura una réplica de un fusil de asalto AK-47, con munición de fogueo.

14/octubre/2019. La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Ponte Caldelas, como presunto autor de un delito de amenazas haciendo uso de un arma simulada.

Los hechos sucedieron sobre las 14:30 horas de ayer cuando se recibe a través del 062 una llamada telefónica en la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra alertando de las amenazas con un arma de fuego sufridas por dos personas cuando se encontraban efectuando sendas consumiciones en la terraza de un céntrico bar de la localidad.

Según se desprende de la investigación, un vehículo se detuvo a la altura de la terraza del bar y su conductor, a través de la ventanilla, encañonó de forma ostensible a estas dos personas con un revólver.

La sorpresa de lo que en principio parecía tratarse de una broma de mal gusto se tornó inmediatamente en preocupación y miedo cuando estos clientes, que aún seguían en la terraza. vieron que el vehículo que ya se había marchado, regresaba instantes después al lugar repitiendo la misma acción. En esta ocasión el conductor efectuó el gesto de disparar, ya que se escuchó la percusión del arma sin que se produjera ninguna detonación.

Instantes después, dos patrullas de la Compañía de la Guardia Civil de Pontevedra que se habían desplazado al lugar interceptaron a esta persona en el interior del vehículo cuando estaba estacionado en las inmediaciones del domicilio de un familiar, no muy lejos del lugar donde se había producido esta grave incidencia.

En el momento de su detención se le intervino el arma con la que supuestamente había encañonado a las dos personas que se sintieron gravemente amenazadas. Se trata de un revólver de considerables dimensiones que por sus características externas podría inducir a confusión sobre su auténtica naturaleza.

Las diligencias instruidas determinaron que esta misma persona pudiera haber protagonizado recientemente otro incidente de idénticas características, intimidando con el arma a una persona de avanzada edad.

Una vez detenido, su familia hizo entrega voluntaria de otras armas simuladas que guardaba en su domicilio. Se trata de otro revólver, dos carabinas y una réplica de un fusil de asalto AK-47, con munición de fogueo.

El detenido es un vecino del municipio de Ponte Caldelas, de 53 años, que fue puesto en libertad una vez que prestó declaración en el Puesto de la Guardia Civil de Pontevedra, con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sea requerido.