hospimedica2

La Generalidad catalana pide al Gobierno el cese del jefe de la Guardia Civil en Cataluña por "provocar" a los Mossos y enojar al Gobierno autonómico

patrona cataluna

La Generalidad catalana ha pedido por carta al Gobierno el "cese inmediato" del jefe de la Guardia Civil en Cataluña, Pedro Garrido, al considerar que su discurso durante la fiesta del Instituto Armado fue una "provocación" que "socava" la relación con los Mossos d'Esquadra.

En nombre del Gobierno autonómico catalán, la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, he enviado una carta a la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, para pedir el cese de Garrido tras el discurso que realizó el pasado miércoles, que habría enojado al gobierno catalán.

"Quiero expresaros nuestro profundo malestar y absoluto rechazo a las desafortunadas declaraciones que el jefe de la Guardia Civil en Cataluña, general de brigada Pedro Garrido, efectuó ayer en el acto con motivo de la celebración de la patrona de la Guardia Civil, al cual asistieron las principales autoridades y mandos del Departament de Interior y de la Policía de la Generalitat-Mossos d'Esquadra", comienza la carta que envía en nombre de la Generalidad catalana.

Para el Gobierno autonómico catalán, los Mossos son la policía integral de Cataluña y el cuerpo policial de referencia para la totalidad de catalanes, por lo que añade en la misiva que: "Poner en duda su actuación ante sus máximos mandos no es sólo una ofensa a los cerca de 17.000 Mossos que actualmente están en activo, sino también es una ofensa para todo el pueblo catalán".

Budó asegura en su misiva que los catalanes esperan de Garrido una profesionalidad y neutralidad exenta de duda en sus competencias y respeto absoluto a sus homólogos. "Su actuación de ayer, absolutamente fuera de lugar, tendrá efectos a largo plazo y socava la relación de colaboración entre ambos cuerpos, que debería basarse en la confianza mutua con el objetivo de garantizar la seguridad de todos los catalanes", concluye.

El pasado miércoles, dirigentes de los Mossos d'Esquadra y de la Consejeria de Interior de la Generalidad se marcharon ofendidos de la celebración de la Patrona de la Guardia Civil en la Comandancia de Sant Andreu de la Barca (Barcelona) por un discurso del Jefe del Cuerpo en Cataluña, Pedro Garrido. Fuentes de la'consejeria indicaron a Europa Press que los representantes de la Generalidad y de Mossos en el acto se marcharon al sentirse ofendidos, "en protesta por los discursos y especialmente las referencias" al mayor cesado Jose Luís Trapero y la intendente Teresa Laplana, investigados por la Audiencia Nacional.

Habían asistido al acto el secretario general de la Consejeria de Interior, Braulio Duart; el director general de los Mossos d'Esquadra, Pedro Ferrer, y el comisario jefe de la policía autonómica, Eduardo Sallent, que permanecieron hasta el final del desfile aunque no acudieron al aperitivo posterior. Antes de abandonar el acto, Braulio Duart y Pedro Ferrer se despidieron de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera; del Director General de la Guardia Civil, Félix Azón, y del General Pedro Garrido.

Garrido pronunció un discurso en el que se refirió a la inminente sentencia del Tribunal Supremo (TS) sobre el proceso soberanista y a las resoluciones que "en un futuro puedan emitir otros tribunales sobre otros hechos relacionados".

Resaltó que, al margen del resultado del fallo del TS, lo que importa a la Guardia Civil es que ha contribuido a la cimentación de esa resolución con un trabajo "objetivo, riguroso y exhaustivo".

Recordó que la Guardia Civil investigó "actuaciones criminales supuestamente cometidas por personas relevantes de las instituciones autonómicas para llevar a cabo un proyecto secesionista para Cataluña". También felicitó a los guardias civiles por la operación en la que se detuvo a nueve miembros de los CDR que presuntamente tenían sustancias que podían ser explosivas o incendiarias, explicó


Imprimir   Correo electrónico