hospimedica2

Los antidisturbios de Policía Nacional en Cataluña reciben la órden de no usar matrial antidisturbios para no agravar la crisis

antidisturbios barcelona efe

Los mandos de la Policía Nacional quieren eliminar cualquier riesgo de que el uso de material prohibido en Cataluña a los Mossos provoque una desgracia. Los Mossos alaban la ayuda de sus compañeros del CNP y dicen que «este no es un problema de orden público. Es una rebelión contra el Estado»

 «Nos están breando, nos están machacando», tronaban anoche las emisoras de las Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional desplazadas en Barcelona. Los adoquines volaban cerca de ellos y de los Brimo (Mossos) que trataban de contener a las miles de personas congregadas en torno a la Delegación del Gobierno en Barcelona. «Solo salvas, solo salvas», fue la consigna que recibieron una y otra vez a través de la misma emisora, según confirmaron a ABC varios de los agentes desplegados en ese punto.

Los mismos que el lunes contuvieron la algarada en el aeropuerto de El Prat y entonces sí pudieron hacer uso del material antidisturbios reglamentario. «En cuanto salió la noticia de que uno de los manifestantes había perdido un ojo y lo relacionaron con una pelota de goma, se nos dio la orden», explican las fuentes consultadas. Los Mossos, que no pueden emplearlas en ninguna circunstancia, reclamaron a sus compañeros una y otra vez que hicieran uso de ellas en los peores momentos de violencia que se vivieron anoche. Pero la autorización esperada no llegó. Ni siquiera cuando algunos agentes sufrieron lesiones a consecuencia de los adoquines y los contenedores que les lanzaron.

En el CECOR -centro de coordinación policial, donde trabajan codo con codo todas Fuerzas de Seguridad- los mandos de la Policía decidieron prohibir a las unidades de Intervención el uso de ese material, de acuerdo con los Mossos, porque una desgracia accidental por el uso de ese material podría aumentar la tensión de forma exponencial.

Pero en ese empeño por no calentar más la calle o a la espera de un cambio en la postura de la Generalitat, los mandos policiales hicieron llegar otra orden que los antidisturbios consideran equivocada: no practicar detenciones a no ser que no quedara más remedio. Esa orden no consta por escrito, según han podido constatar. De hecho, en la Delegación del Gobierno los Brimo llevaron a cabo tres arrestos. La Policía Nacional ninguna. «No estábamos ahí como segundo cordón, sino codo con codo porque nos estaban atacando igual».

Los Mossos, por su parte, insisten en que ahora no es momento de hacer detenciones, y mucho menos en plenas algaradas lo que resta efectivos de las calles, sino en apaciguar la calle. «Los arrestos se harán; hay imágenes de todo y será sencillo. Pero es momento de establecer prioridades».

Fuentes de los Mossos explican que «no nos enfrentamos a un problema de orden público; es una rebelión contra el Estado. Las Fuerzas de Seguridad estamos perfectamente coordinadas, cada una con el grado de responsabilidad que corresponde».

Las horas de tensión vividas y las órdenes «inexplicables» empiezan a pasar factura. «Los Mossos que los conocen nos han asegurado que no son cuatro niñatos, como los que había el lunes en la Jefatura Superior de Policía, sino que están muy bien organizados y van a ir a más. Si ven que no usamos el material, se crecen y eso es lo que pasó», continúa este experimentado agente desplazado a Barcelona. «En Jefatura nos tiraron libros y cervezas el lunes, pero ayer volaban las piedras y los adoquines».

Dos de estos agentes explican que pudieron ver con nitidez cómo las órdenes les llegaban a través de los teléfonos móviles y las acciones de guerrilla se iban sucediendo en función de esas consignas. Los antidisturbios, como ya se ha destacado, resaltan la magnífica actuación de sus compañeros de Mossos, de la Brimo, a los que los independentistas llaman con desprecio «los españolitos». «Están trabajando a la perfección, pero no pueden llegar a todo». Critican, sin embargo, el papel de los Arro. «Ya nos dejaron tirados el 1 de octubre y no parece que ahora tengan una actitud muy distinta en general».

Hoy el Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía, José Ángel González Jiménez, se reúne en Barcelona con representantes de todos los sindicatos policiales. La reunión prevista tenía como objetivo fijar el calendario y la remuneración de los policías desplazados a Cataluña tras la sentencia del «proces», pero tras lo ocurrido ayer y las órdenes recibidas la UIP ha pedido a sus representantes que arranque un compromiso para que puedan usar el material antidisturbios del que disponen: pelotas, botes de humo, etc. «Nos estamos jugando la vida y conocemos nuestro trabajo: no vamos a matar a nadie, pero tampoco queremos que nos maten a nosotros».

ACCESO FUENTE


Imprimir   Correo electrónico