hospimedica2

LA VIA ESLOVENA - SI QUIEREN GUERRA, LA TENDRÁN

yugoslavia

La insensatez no es achacable solo a ese peligroso personaje.

<<La vía eslovena>> es la guerra, un futuro de muerte y desolación. No exagero. Pero no echen la culpa de todo a esos  peligrosos personajes que se esconden en Waterloo o en el Monasterio de Montserrat. La culpa hay que repartirla como corresponde. En este camino a la nada colabora quien por un plato de lentejas ha vendido España y gobierna con el voto de los que quieren la guerra. Y no es una paradoja sino una triste y palpable realidad. Son tres nombres: Puigdemont, Torra, Sánchez; al mismo nivel de responsabilidad. En esta historia no hay lo uno sin los otros, aunque haya también merodeadores que recogen las migajas. España es en estos momentos una olla a presión sin válvula de escape. Una colmena a la que alguien agita. Repetir lo del <<pequeño bache en su cadena de ADN>> repugna, pero forma parte de la provocación, del grito de guerra. Los mismos independentistas deberían, el resto de españoles también, pensar en manos de quién están y estamos.

Lo de Eslovenia fue una vergonzosa decisión, de Alemania sobre todo, que costó muchas vidas, y que ha quedado cerrada en falso. Los Balcanes. Un peligro para Europa y para el mundo. Pero Europa miró para otro lado y cuando quiso ver ya no había remedio.

Solo unas horas después de la declaración unilateral de independencia en Eslovenia, los tanques del Ejército Rojo Popular entraban en territorio esloveno y empezaba la guerra.

Ahora un insensato llama a la guerra sin saber lo que dice a no ser que alguien le haya dicho algo. No hay que fiarse mucho de los grandes de Europa. Lo único que puede salvarnos es que ellos, Europa, también los Estados Unidos de América, tengan que salvarse. Ellos. Entonces, puede, puede que lo económico, el poder económico intervenga. Porque la secesión unilateral de una nación nueva, en Europa, en España, donde los intereses del euro y del dólar son muchos y fuertes, es declarar la guerra y no precisamente a España. Europa y Estados Unidos son atacados. Eso puede salvarnos. No nos salvará un gobierno como el del doctor Sánchez que se apoya en el secesionismo. No unos partidos políticos que ya no saben lo que hacen después de que hayan hecho nada. No lo que llamamos el pueblo que va de un lado para otro en un caos de agitación ideológica que le lleva de una postura a la otra sin saber muy bien a qué apuntarse.

<<La vía eslovena>> dice el insensato antes de retirarse al ayuno bien merecido del Monasterio de Montserrat convertido en púlpito fariseo.

La inacción de los gobiernos de España nos lleva a la peor de las situaciones. Pero no hará falta aplicar el artículo  116 de la Constitución española; ni siquiera el artículo 8 ante su amenaza.

Antes que todo eso se aplicará la ley del dólar y del euro. Aunque parezca que estamos solos, hay mucho dinero. Ni Europa ni los Estados Unidos de América van a permitir más problemas de los que tienen. Aplastarán cualquier declaración sediciosa si no lo están haciendo ya.

Si quieren guerra la tendrán. Ya saben quién atacará primero.

En cualquier caso es conveniente recordar que las guerras comienzan sin saber cómo ni por qué. Una simple abeja que salga de la agitada colmena y pique donde no debía o a quién no debía es suficiente. Repasen la historia

Desde el retiro y ayuno montserratino del insensato, invitamos al Abad del Monasterio (incluyo a los obispos catalanes) que le -y se- recuerde aquello: <<Todo país dividido en bandos enemigos se destruye a sí mismo, y sus casas se derrumban una tras otra>> (Lucas 11-17).

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario