hospimedica2

PODEMOS ASISTIRÁ A LA MANIFESTACIÓN EN FAVOR A LOS PRESOS DE LA BANDA ASESINA ETA, DELGADO CALLA

5b33b7029d954.r 1547189831627.0 117 990 627

                Sin importarme una mierda la política, me importan mis compañeros y sus familiares asesinados por ETA, y sin importarme si Podemos asiste o no a la manifestación de apoyo a los asesinos de la banda terrorista ETA presos, me importan los gestos de apoyo a estos asesinos, como me importa el silencio de aquellos que se llaman "compañeros" ante estos apoyos, y es que el diputado podemita, Juan Antonio Delgado Ramos, guardia civil en excedencia guarda silencio ante el anuncio de Podemos de asistir a la manifestacion de apoyo a los asesinos de ETA.

                Delgado, que cada vez que hay que votar pide el voto a sus ex compañeros de la Guardia Civil, institución a la que amenaza con volver si deja la política, guarda silencio cuando la formación a la que pertenece, se alía, apoya o justifica a la banda terrorista ETA o a las formaciones que la apoyan, banda terrorista que asesinó cerca de 300 guardias civiles, así como a familiares de los mismos. Muchos de los que ingresamos en los 80 conocemos la trayectoria de ETA, los años de plomo donde perdimos compañeros y amigos, ver como alguien de forma descarada, ex compañero o no, nos pide el voto perteneciendo a una formacion que apoya a los que asesinaron sin piedad a compañeros, esposas, hijos y familiares de guardias civiles, nos molesta por decirlo suavemente.

                No es la primera vez que Delgado calla y mira hacia otro lado esperando que pase el día sin que nadie se acuerde de él y del apoyo de su formación a los asesinos, ya se vio obligado a lanzar un comunicado, cuando tras su silencio por las agresiones de Alsasua a dos miembros del Cuerpo y a sus parejas, y el apoyo de la formación morada a los agresores, recibiendo en el Congreso a su familiares, recibió innumerables críticas por el hecho de no haber defendido a las víctimas en su momento, cuando ya sabía que sus agresores, pertenecientes a la izquierda abertzale y al entorno del movimiento pro etarra Ospa, para expulsar a la Guardia Civil del País Vasco, iban a ser juzgados, al menos por sendos delitos de odio.

                Tampoco es la primera vez que humilla a sus ex compañeros, por acción, cuando junto al líder y a varios de sus compañeros de bancada, salió a las puertas del Congreso a concentrarse por las muertes de 14 inmigrantes en El Tarajal, prejuzgando a sus compañeros pública y mediáticamente, acusándoles de aquellas muertes, antes incluso de que la investigación terminase y justicia exonerase a los guardias civiles, (que contradicción hay entre revelarse contra la cúpula de la Guardia Civil y verle ahora saltar para lanzarse al cuello de sus antiguos compañeros cuando el macho alfa ladra), o por omisión  cuando calla ante las agresiones a los guardias civiles y no sólo en Alsasua, también cuando en Cataluña guardias civiles y policías nacionales eran agredidos y expulsados de sus hoteles tan sólo por cumplir órdenes judiciales, ni solo una palabra de apoyo salío del "compañero".

                Y si todo esto ha indignado a los ex compañeros del ahora diputado de Podemos, también ha incomodado a los guardias civiles, incluso a aquellos que formaron parte de la asociación profesional de la que Delgado era portavoz, fue el voto negativo de Podemos, por unanimidad en 2017, incluido por tanto el del guardia civil en excedencia, a la Equiparación Salarial, aunque después, y a pesar de haber votado en contra, imaginamos que para ganar un poco de popularidad entre guardias civiles y policías nacionales, le vimos encabezando manifestaciones por la Equiparación Salarial para hacerse la foto, pronto ha aprendido el guardia civil a ser político.

                La última polémica del diputado morado Juan Antonio Delgado, y en la que demostró su auténtica catadura moral, fue cuando aprovechó su cargo parlamentario para atacar públicamente y en sede parlamentaria, a quien fue su antiguo jefe, instructor de varios expedientes disciplinarios contra él durante la estancia de ambos en la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, al que al parecer profesa una especial animadversión, algo que le salió por la culata, pusto que este mando en concreto goza del cariño y del respeto de sus subordinados.

                No debemos olvidar que mañana Podemos asistirá a la manifestación de apoyo a los asesinos etarras y en unos meses el diputado Delgado volverá a pedirnos el voto, esta vez para las europeas, porque he sabido que ahora pretende ser eurodiputado, imagino que para defender como hasta ahora a los guardias civiles en Europa, es decir nada, una Europa que le viene grande y donde descubrirá que existe una Gendarmería europea de la que forma parte la Guardia Civil junto a otros cuerpos policiales de naturaleza militar similares a la Benemérita, algo que le puede ocasionar algún cortocircuito mental, aunque este es menos grave con el sueldo de eurodiputado.

Antonio Mancera Cárdenas

Guardia Civil retirado


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario