hospimedica2

De buitres, serpientes y pavos reales: No es una Fabula de Iriarte, a pesar de los animales

Julen Arzuaga

No, no es una fábula de Iriarte, y si no fuese por lo doloroso de la situación, al tener que ver como los herederos de ETA han llegado a las instituciones democráticas, algo que jamás hubiese ocurrido en cualquier otro país democrático que se precie, podría serlo, ya que en esta historia tenemos todo tipo de animales, que como decía Manolo, “son a saber y a saber quién”, buitres carroñeros, aborregados y llenos de odio, pavos reales vanidosos, charranes que a la mínima alzan el vuelo, monos chillones, hienas traidoras, serpientes rastreras y venenosas, con tales animales seguro que Iriarte ya hubiese hecho una fábula.

El buitre proetarra, viviendo de los cadáveres de las víctimas de las serpientes, aborregado, ciego de odio, echando espuma por el pico, con los ojos inyectados en sangre y las garras apretadas por la rabia que le invade, grazna e insulta, es el animal que más asco da, siempre rodeado de cadáveres, de más de 800, es el dirigente abertzale Julen Arzuaga, quien, en una sede parlamentaria española, se dedicó a insultar a guardias civiles y policías nacionales, presentes en ese momento en el Parlamento vasco, poco después la serpiente, son las serpientes las que matan, son las que aportan los muertos, es Otegui, tan venenoso, malévolo, traidor, alevoso y rastrero como sus compañeros de ETA, quien enseguida repta para dar su apoyo al carroñero aborregado.

A pesar de eso no molestan, es lo mínimo que esperamos de ellos, intransigentes y violentos, el insulto y la amenaza, el buitre y la serpiente siempre juntos, llenos de odio, violentos, la muerte les une, es su única forma de vida.

Mientras, las hienas, oportunistas y traidoras, miran la escena, expectantes, se sienten contentas y callan, es el silencio cómplice de los miembros del PNV y del lendakari Íñigo Urkullu, que contempla la escena de brazos cruzados, sonriente, escuchando los insultos de Arzuaga, sin mover un músculo, al acecho, porque eso es también lo que se espera de ellos, ya lo decía Arzalluz “cerca de Madrid, pero más cerca de ETA”

Viendo la escena, con todos los animales al completo, extrañamente callados, con excepción de algún buitre que asiente y grazna ante el discurso de odio de su congénere, y de algún charrán, que cansado de los graznidos del buitre, vuela lanzando al alejarse su «voz de alarma», la que emite ante los depredadores que se mueven en sus inmediaciones, el resto del gallinero permanece quieto, cómplice ante los insultos, mientras el pavo real, vanidoso, desde lejos, conoce lo que ocurre y calla igualmente, no se puede molestar a buitres y hienas, ayer depredadores de los suyos, hoy sus aliados.

Ni una palabra por parte del Gobierno de España, de su Presidente ni del Ministro de Interior, de apoyo a policías y guardias civiles ante el ataque del carroñero, ni un reproche al proetarra, no sea que sea que se nos enfade la tribu.

Pero lo que realmente molesta de esta escena, no son los insultos de los proetarras o el silencio cómplice de PNV y PSE, lo que molesta es el apoyo de Sánchez a Bildu para aprobar la mal llamada Ley de Abusos Policiales, una Ley que no es más que una aberración jurídica, es la degeneración moral del Estado de Derecho, es el último intento por parte del entorno etarra de criminalizar a guardias civiles y policías nacionales para justificar ante una sociedad anestesiada la actividad terrorista de ETA, es el intento de «reparar» a los asesinos, es el blanqueo del terror de ETA que Sánchez y su Gobierno han apoyado, una ley que  indigna a agentes y víctimas por igual, una ley que ha apoyado Sánchez y el PSOE en el Parlamento vasco, y que pretende denigrar a quienes dieron su vida para acabar con ETA.

No molesta la hipocresía, el oido y la cobardía, heredada de los asesinos etarras, por los carroñeros de Bildu, que sin haber condenado el terrorismo de ETA, criminalizan a quienes acabaron con la banda asesina, molesta que se apoye a proetarras y filoetarras, a buitres y serpientes desde el Gobierno central, molesta que Bildu pida, tras los insultos a Policía Nacional y Guardia Civil, amparo al Parlamento por que se les insulta y que la mesa de ese parlamento apoye al buitre, apoye a quien insulta y amenaza a policias y guardias civiles, apoye al victimario frente a la victima, y que ese mismo Parlamento, español, no se pida, se exija que se esclarezcan los más de 300 asesinatos de ETA aún sin resolver.

Lo que molesta, es que a pesar de los insultos, del odio del entorno etarra hoy, ayer era algo más, hacia guardias civiles y policías nacionales, saber que esa Ley de Abusos Policiales estará controlada precisamente por quienes apoyan a los que nos asesinaban hace tan solo 9 años, y nos insultan y amenazan hoy, Bildu, y por quienes callaban cómplices cuando éramos asesinados, PNV.

Y molesta que sea el propio Gobierno, quien aliándose con lo peor de la sociedad, para mantenerse en el poder, falte al respeto, humille y menosprecie a los cuerpos policiales y que no entiendan, Gobierno, Sánchez y Marlaska, que quien no cuida a su policía es que no le importa la seguridad de su pueblo.

No debemos engañarnos y no debemos permitir que nos engañen, la Ley de Abusos policiales, es una concesión directa a Bildu, a los etarras, a los asesinos para blanquear y justificar los asesinatos de ETA, al PNV ya le han concedido hasta 33 competencias para el País Vasco para la próxima legislatura, algo que no deberíamos olvidar.

No debemos olvidar tampoco, quien está permitiendo la batalla del blanqueamiento de ETA que pretenden los aliados de Sánchez, el nacionalismo vasco y los proetarras, para intentar diluir a los asesinos y a sus víctimas, para hacer pasar a los victimarios por víctimas.

Y si esto fuese una fábula, deberiamos pensar porque la serpiente pide el voto de los españoles para el pavo real, y como no hay fábula que se precie sin su moraleja, y nadie mejor que Iriarte para hacerlo, ¡quien mejor que él para tratar con estos animales!: “Perdonadme, sutiles y altas Musas, las que hacéis vanidad de ser confusas: ¿os puedo yo decir con mejor modo, que sin la claridad os falta todo?”.

Cambiad musas por pavo real, dejad lo de vanidoso y nos queda, como dicen en mi tierra una fábula “al pelo”.

Antonio Mancera Cárdenas

Guardia Civil retirado


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario


Comentarios   

0 #1 Leandro Orihuela 12-04-2019 11:04
Muy bueno, como siempre. Un abrazo
Citar | Reportar al moderador