hospimedica2

¿POR QUÉ NO VEMOS MILITARES DE UNIFORME POR LA CALLE?

nuevas normas uniformidad fuerzas armadas

En los años 80 y debido al incremento de la actividad terrorista de ETA contra miembros de las Fuerzas Armadas, Defensa recomendó a los militares que evitaran ir de uniforme por la calle. La razón de aquella “recomendación” no era otra que la seguridad del personal militar. También formaba parte de las medidas de seguridad cambiar de ruta para ir al cuartel, comprobar los bajos del coche, mirar antes de salir del portal, etc.

Actualmente, y gracias a la extraordinaria labor antiterrorista llevada a cabo por la Guardia Civil y la Policía Nacional, ETA ya no lleva a cabo atentados terroristas, aunque sí los hay de carácter yihadista, pero estos son indiscriminados. Dicen los políticos, y se les llena la boca, que ETA ya no existe. Sin embargo, los miembros de las FAS siguen sin vestir de uniforme por la calle. Éstos aseguran que el no uso del uniforme se debe más a cuestiones de comodidad que a medidas de seguridad. Tristísima respuesta.

El lugar de residencia del militar también influye en el uso o no del uniforme. En ciudades pequeñas, donde las distancias de casa al cuartel son pequeñas, es más habitual ver a nuestros militares con su uniforme, mientras que en ciudades grandes, “optan por ir de paisano”. Hay Comunidades Autónomas, como en la que resido, en las que el sentimiento de España está más arraigado y en ellas suelen ir de uniforme; la actitud de los viandantes no es de extrañeza al verlos, sino todo lo contrario, es de naturalidad, y sus reacciones positivas.

Ese dicho popular de que “lo que no se conoce, no se ama”, es la pura realidad. Si la Educación en España es la que es gracias a nuestros políticos, si en las escuelas y colegios no se habla de la Defensa Nacional, ni del papel que desempeñan las FAS, como se hace en todos los países de nuestro entorno; si la Historia se explica torticeramente, los intereses regionalistas están por encima de los nacionales, etc., etc., etc., y, encima, no se ven militares por la calle, ¿cómo se va a amar a las Fuerzas Armadas? Resultado, solo la quinta parte de la población está dispuesta a defender a España y los españoles, con las armas.

Y no solamente ocurre esto en las FAS. También pasa en otro estamento significativo como es la Iglesia, y eso que ellos, al menos por ahora, no han sufrido el zarpazo del terrorismo; ya veremos cómo les irá si, como antaño, triunfa el nuevo “frente popular”. ¿Cuántos sacerdotes se ven de “uniforme”, o sea con sotana, o al menos clerigman, por la calle? Con sotana ninguno, y con clerigman poquísimos. La Iglesia se queja de que cada vez hay menos fieles en las iglesias, sobre todo jóvenes. ¿No será que como no se les ve, no se les conoce y, por tanto, no se les ama?

Estoy seguro que la sociedad vería con muy buenos ojos a sus militares por la calle. Como estoy seguro de que Defensa no lo va a ordenar, amparándose en que no dio en su día la orden de no llevarlo, sino que lo recomendó, me gustaría que la idea surgiese de los propios militares. Quizá eso surtiría más efecto que tanto hablar y hablar. Los militares no tienen nada que ocultar ni nada de lo que avergonzarse.

Coronel de Infantería DEM. José María Grande Urquijo

Blog: generaldavila.com


Imprimir   Correo electrónico