hospimedica2

Gastos Superfluos

sanchez gasto superfluo

Alguien debería explicarle a nuestro Presidente, que mis compañeros no son un “gasto superfluo”, nunca lo fueron, nunca lo fuimos y evidentemente nunca lo serán para la mayoría de la sociedad española.

Seguramente sus asesores no se lo han dicho, pero debería el señor Presidente averiguar por sí mismo o por terceros si no sabe hacerlo, qué instituciones son las más valoradas por la mayoría de nuestros compatriotas, debería hacer una búsqueda, o deberían buscarle los datos pormenorizados, año a año, para que vea que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las Fuerzas Armadas son cada año las primeras en el ranking de las instituciones más valoradas por los españoles, y luego debería preguntarse, o alguien debería decírselo, ¿Qué lugar ocupan nuestros políticos, en ese ranking?, independientemente si los políticos pertenecen al Gobierno, al Congreso, al Senado, a algún partido o algún sindicato, porque todas estas instituciones y organizaciones ocupan para los españoles los últimos lugares. Mis compañeros aprueban cada año con Matrícula de Honor, los políticos, de cualquier signo y color, no llegan ni al aprobado o lo que es peor, son muy deficientes o simplemente incalificables, vamos que no progresan adecuadamente y lo demuestran.

Cuando el señor Presidente, sepa esto, y considerando lo que significa superfluo para la mayoría de los mortales, dicho esto desde el lado de los que han muerto, van y vamos a morir por su negligencia, es decir “algo no necesario, que está de más, que no cumple ni desempeña ninguna función”, posiblemente debería preguntarse, o alguien debería decirle, quienes son los “gastos superfluos” en España y no sólo en este momento, que también, alguien debería explicarle quienes hacen falta y quienes sobran y no sólo en la gestión y en la lucha contra esta pandemia.

Porque son ustedes los auténticos “gastos superfluos”, ustedes los políticos, que son, y esta definición no es mía aunque me gustaría, “quienes crean un problema donde no lo hay para intentar solucionarlo sin hacerlo”, incluya aquí a sus asesores y esto sí que es mío, "porque son los que les aconsejan a ustedes para salir indemnes del problema, que ustedes mismos crearon mientras se hace cada vez mayor". Políticos, incluidos los de la oposición, y algunos que pertenecen a la coalición del Gobierno, que estos días se dedican día sí y día también a atacar al contrario en lugar de buscar soluciones, mientras esos “gastos superfluos” que ahora sí que son necesarios, guardias civiles, policías, militares y sanitarios luchan, se contagian y mueren, como muere a diario la población que les votó.

Lo que ocurre, cuando alguien “superfluo”, es decir “alguien innecesario, que sobra, que está de más”, toma las riendas de un problema, y además se rodea de asesores que demuestran que son tan incapaces como sus amos, dejando pasar el tiempo para que los verdaderos expertos lo solucionen, si es que a estas alturas todo esto tiene solución, cuando alguien “superfluo” cree que quienes están decididos a luchar para proteger a la sociedad, que quienes están dispuestos a darlo todo para paliar los daños por esta pandemia, los que callan, trabajan y luchan, solo son necesarios cuando el problema se les va de las manos, suele provocar “víctimas colaterales”, que es lo que está ocurriendo con nuestros guardias civiles, nuestros policías y nuestros sanitarios, “víctimas colaterales” de decisiones políticas. Aunque en este caso no son simples “víctimas accidentales”, porque se les ha enviado “con intención”, sabiendo a lo que se iban a enfrentar, pero sin medios.

Lo que tienen claro mis compañeros, es que cuando esta pesadilla acabe, para el Presidente, para el Gobierno, para el político y el sindicalista, del signo y del color que sea, volverán a ser considerados como “gastos superfluos”, hasta la próxima crisis, lo que tienen claro, es que como “gastos superfluos” se les volverá a negar aquello que por justicia les corresponde, porque entonces volverán a ser innecesarios, lo que tienen claro es que a pesar de ello, a pesar de la política y los políticos, cuando se les necesite, cuando se les pida que se sacrifiquen, ahí estarán, en primera línea, asumiendo responsabilidades y riesgos que jamás asumirá ningún político y lo que tienen claro es que los españoles lo sabrán y volverán a valorarles como “los más necesarios”, quizás como “los únicos necesarios”, miembros de las instituciones más queridas y respetadas, porque habrán demostrado, una vez más, como lo han hecho cada vez que se les ha requerido, que con ellos siempre se puede contar.

¿Superfluos?, hágalo mirar señor Presidente.

Antonio Mancera Cárdenas

Guardia Civil retirado por accidente en acto de servicio


Imprimir   Correo electrónico