hospimedica2

Agentes de Policía Nacional de Orense evitan que una mujer se arroje al vacío

Policia Nacional Furgon

Un agente pudo sujetarla por una pierna cuando ya tenía medio cuerpo fuera de una ventana

Agentes de la Policía Nacional lograron evitar que una mujer de avanzada edad se arrojase al vacío lanzándose desde una ventana de su domicilio, ubicada en la rúa Eduardo Blanco Amor de Orense. Un policía consiguió agarrarla por una pierna, justo en el momento que se encontraba subida a una silla, con medio cuerpo fuera de la ventana para lanzarse al vacío desde un séptimo piso.

Tras recibir una llamada a través de la sala del 061, el día 17 de este mes, a las 19.40 horas, dotaciones de Atención al Ciudadano de la Comisaría se desplazaron hasta la vivienda de la señora, donde comprobaron que se encontraba cerrada en su habitación, muy alterada, amenazando con precipitarse desde una ventana. A pesar de que familiares y miembros del 061 intentaron disuadirla, los agentes comprobaron que cada vez se alteraba más, haciendo caso omiso a las indicaciones que le realizaban. Un policía observó desde la ventana del cuarto de baño, contiguo a la habitación en la que se encontraba encerrada la víctima, cómo la señora abre la ventana de su habitación y se abalanza sobre la repisa de la misma. Tras pedirle permiso a los familiares, uno de los policías golpeó la puerta de la habitación con un hombro, hasta lograr forzarla, y entró en el momento que la señora ya tenía medio cuerpo fuera.

La víctima fue trasladada en una ambulancia al Complejo Hospitalario Universitario de Orense, para ser evaluada, quedando ingresada en contención.

Por otra parte, agentes de la Policía Nacional procedieron a la detención de un vendedor de droga, a las 19 horas del pasado martes, tras cachearlo y encontrar entre sus ropas un objeto de plástico que contenía en su interior ocho barritas de hachís, que arrojan un peso de 10,7 gramos, además de 95 euros en billetes fraccionados. Posteriormente fue trasladado a la Comisaría, donde los agentes comprobaron que se encontraba en España de forma irregular.


Imprimir   Correo electrónico