hospimedica2

Mossos d'Esquadra han detenido a cinco personas por robar y estafar a ancianos simulando ser operarios de la luz

mossos operarios luz

Los Mossos d'Esquadra han detenido a cinco miembros de una banda por robar y estafar unos 95.000 euros a una treintena de personas, la mayoría de ellas de edad avanzada, haciéndose pasar por operarios de la luz o del gas, para conseguir introducirse en los domicilios de las víctimas.

Los detenidos, uno de los cuales es el propietario de una joyería, utilizaban armillas reflectantes, como la que suelen usar los operarios de compañías de suministros, y engañaban a las víctimas para lograr el PIN de su tarjeta o libreta bancaria y hacían después reintegros en los cajeros. Entre los cinco detenidos, de entre 26 y 42 años, se encuentran dos personas de nacionalidad peruana, una colombiana, una ecuatoriana y una española. Los Mossos los consideran autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, robo con violencia en interior de domicilio, hurtos, estafas y, en el caso del joyero, de un delito de receptación.

La investigación se inició en 2017, cuando se detectó que un grupo de 4 personas llevaba años robando y estafando a personas haciéndose pasar por operarios o comerciales del gas y de la luz, para lo que previamente llamaban por teléfono a la víctima y concertaban una cita bajo el pretexto de hacer una revisión. De esta manera, tenían acceso al domicilio de las víctimas, a las que distraían para robarles el dinero y las joyas.

No obstante, si la víctima se daba cuenta del hurto e intentaba impedirlo, no dudaban en usar la violencia para hacerse con el botín. Igualmente, con el pretexto de hacer una devolución de un importe cobrado erróneamente por la compañía, engañaban a la víctima para conseguir el PIN de sus tarjetas o de las libretas bancarias, y hacían después reintegros en cajeros con las cantidades más elevadas posibles.

Los detenidos vendían las joyas al propietario de una joyería, que presuntamente conocía su origen ilícito, y que también ha quedado detenido como investigado por delito de receptación. Una vez identificados los autores, los Mossos realizaron entradas y registros en cinco domicilios y en la joyería, donde se localizó dinero -11.500 euros-, joyas y relojes robados, teléfonos móviles y la ropa utilizada para cometer los hurtos. Los cinco detenidos pasaron a disposición del juez, que decretó la libertad con cargos para todos ellos.


Imprimir   Correo electrónico