Entre 4.500 y 5.000 Mossos protestan en las calles de Barcelona por el dispositivo del 1-O

Categoría de nivel principal o raíz: Cuerpos Policiales Policías Autonómicas Visto: 234

15388522142433

Entre 4.500 y 5.000 agentes de los Mossos d'Esquadra, alrededor de la tercea parte de su plantilla, se han manifestado este sábado por el centro de Barcelona para denunciar las deficiencias del dispositivo policial del pasado 1 de octubre y han exigido al Gobierno catalán que condene las conductas violentas de ese día de una parte de los manifestantes.

Los participantes en la manifestación, convocada por el sindicato de funcionarios CSIF y el colectivo MosSOS, y al que se unió el sindicato UMC (Union de Mossos por la Constitución) lucían camisetas negras y algunos de ellos portaban un ataúd con reivindicaciones laborales escritas sobre él.

La manifestación ha acabado frente al Govern de la Generalitat con gritos de "Buch Dimissió" y con los asistentes levantando la linterna de su teléfono móvil en un guiño al episodio del pasado lunes, 1 de octubre, cuando las patrullas recibieron el encargo de acudir de urgencia a proteger el Parlament, asediado al final de la marcha del aniversario del 1-O, con las sirenas encendidas para dar la impresión de que eran "muchos". Estos altercados, ocurridos tras las palabras del president Joaquim Torra -en las que pedía a los CDR que "apretaran"-, se han convertido en el detonante que ha cristalizado en la convocatoria de esta marcha.

La marcha, que iba encabezada por una pancarta con el lema "Por la dignidad y la seguridad de todos", ha partido de la plaza Universitat y ha recorrido algunas calles del centro hasta llegar a la plaza Sant Jaume.

En nombre de la plataforma convocante, David Miquel ha asegurado en declaraciones a los periodistas que están esperando "una condena por parte del Departamento de Interior a la violencia" del pasado lunes en algnos puntos del recorrido como delante del Parlament y en la Via Laietana, una respuesta que debería haber llegado "desde el minuto uno".

Miquel también ha criticado el dispositivo desplegado y que no todos los agentes contaran con los elementos de seguridad necesarios. "Esperamos que modifiquen su manera de tratar a los agentes", ha asegurado.

Preguntado por el acto de inauguración del curso oficial del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña, la academia donde se forman los Mossos, a la que no fue invitado ningún miembro del Estado, Miquel ha lamentado este hecho "porque no ayuda a establecer puentes entre administraciones".

El último tramo de la marcha aplaude a los agentes de Policía Nacional que custodian la Jefatura de Policía de Vía Laietana, estos agentes respondieron aplaudiendo también a los manifestantes.

Imprimir
Redacción
Redacción