hospimedica2

El comisario Eduard Sallent sustituye a Miquel Esquius al frente de los Mossos d'Esquadra

cambio comisarios mossos

El consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha sustituido al comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Miquel Esquius, que llevaba menos de un año en el cargo, en una etapa de transición después de la intervención de Mossos por parte del Gobierno central. El nuevo jefe policial elegido es Eduard Sallent, que fue ascendido a comisario hace dos meses.

El nuevo responsable ha prometido apartar el cuerpo del "debate partidista". En la actualidad era el responsable de la comisaría general de Información de la policía catalana. Buch ha dicho que el nuevo nombramiento pretende “recuperar fuerzas y confianza después de un periodo de gran inestabilidad y dificultades, como el 20 de septiembre, el 1 de octubre o el 17 de agosto” de 2017, en referencia a las protestas ante el departamento de Economía, la consulta ilegal y el atentado de la Rambla.

La elección de Sallent ha cogido por sorpresa a algunos mandos intermedios del cuerpo, aunque desde hace semanas se fraguaba el cambio. Sallent, que dirigió los equipos de mediación de los Mossos tras la etapa conflictiva del 15-M, hace solo dos meses que es comisario y fue nombrado precisamente bajo la dirección de Buch.

Tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución, la jefatura de Interior apartó al comisario Ferran López y eligió para su relevo un perfil poco polémico: Miquel Esquius tenía una trayectoria discreta en los Mossos y había forjado buena parte de su trayectoria en Tráfico, lejos de los lugares de mando del cuerpo. En su año como jefe de la policía catalana, ha sido criticado por su falta de liderazgo y poca valentía en la dirección del cuerpo. López ejercía de asesor de Esquius.

En los últimos tiempos, Sallent, que lleva 22 años en los Mossos d’Esquadra, era el número dos del ya retirado comisario Manel Castellví al frente de Información, los equipos dedicados a la lucha antiterriorista. Durante los atentados de La Rambla y Cambrils ya formaba parte de la Comisaría General de Información.También ha destacado en misiones internacionales de seguridad.

El nuevo comisario jefe, licenciado en Filosofía y profesor del Institut de Seguretat Pública de Catalunya, ha dejado muy clares sus intenciones: “Apartar al Cuerpo de Mossos d’Esquadra del debate partidista y centrarlo en garantizar la libertad y la seguridad de los ciudadanos”, ha declarado este lunes a mediodía. “Toca poner el énfasis en la seguridad: se me pide una hoja de ruta y un plan estratégicos para fijar los objetivos y las prioridades del cuerpo”, ha añadido Sallent. “Vamos a dar respuesta a la situación de criminalidad que vive el país y vamos a dar impulso a la política igualitaria, a la lucha contra la delincuancia especialitzada y la criminalidad organitzada, así como los llamados ciberdelitos y las agresiones a la libertad sexual y de genero”.

“Me siento orgulloso de todo lo hecho por los Mossos y de cómo lo han hecho”, ha declarado Sallent, justo después de agradecer el trabajo de su predecessor, “una labor de serenidad y de tender puentes con todos que deja la organización en perfecto estado”. “Pasamos pàgina conscientes de que todavía hay dificultadoes momentos tensos por gestionar”.

Miquel Buch se ha referido a la etapa del predecesor de Sallent, Miquel Esquius, como "extremadamente buena", pera ha dicho que "no se trata de confrontar perfiles". El consejero ha reconocido que le comunicaron la decisión a Esquius en una conversación privada la semana pasada y que el relevo se produce "con normalidad".

El nombramietno de ocho nuevos comisarios supone un aumento de un tercio, además de los 18 nuevos intendentes y los 44 inspectores. “A todo ello hay que sumar para la nueva etapa a los 500 agentes a partir de junio y los 750 que de la nueva promoción que empezarán en septiembre”, ha recordado Buch.


Imprimir   Correo electrónico