hospimedica2

Los Mossos incautan once toneladas de hachís, el mayor alijo en la historia de la policía catalana

mossos incautacion droga

Los Mossos d'Esquadra, en colaboración con la Agencia Tributaria, han intervenido el mayor alijo de hachís en Cataluña, unas once toneladas, operación policial en la que se ha desarticulado una organización internacional dedicada al tráfico de drogas que además ha llevado a prisión a 16 personas.

El subjefe de la División de Investigación Criminal de los Mossos (DIC), el intendente Ramón Chacón, y el jefe de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Cataluña, Carlos Gavilanes, han informado este jueves en rueda de prensa de los pormenores de esta operación policial que ha supuesto la mayor incautación de hachís de la policía catalana hasta la fecha.

La investigación conjunta de Mossos y Agencia Tributaria, tutelada por el juzgado de instrucción número 1 de Tortosa (Tarragona), ha durado más de un año y 16 de los 23 miembros de esta banda internacional de narcotraficantes -la mayoría españoles, trece, aunque también hay de nacionalidad marroquí, tunecina y argelina- han ingresado en prisión, incluidos los tres cabecillas.

Además de las once toneladas de hachís, en el dispositivo policial se han intervenido asimismo cuatro embarcaciones destinadas a su transporte: dos veleros de grandes dimensiones -19 metros-, un pesquero y una lancha rápida, así como tres vehículos, dispositivos electrónicos y documentación.

La investigación, dividida en tres fases, comenzó a mediados de diciembre de 2018, cuando se tuvo conocimiento de que una organización criminal dedicada al tráfico de drogas intentaba establecer contactos con personas que tuviesen la capacidad y la experiencia para realizar el transporte de gran cantidad de hachís desde las costas marroquíes hasta el Delta del Ebro (Tarragona).

Los narcotraficantes, con base sobre todo en Cataluña y Valencia, operaban en todo el mediterráneo oriental con una ruta marítima que comenzaba en Marruecos, donde conseguían la droga, y que posteriormente transportaban a lo largo de la costa pasando por Túnez y Argelia hasta llegar a Libia, desde donde tenían previsto introducirla en España como uno de los puertos de entrada a Europa.

Ramón Chacón ha explicado que se trata de una banda poco jerarquizada y sin un único líder, ya que contaba con tres cabecillas.

Así, uno de los tres líderes, afincado en la comarca del Maresme (Barcelona), era el encargado de realizar los contactos en Marruecos para conseguir la droga; un segundo, en Valencia, era el responsable de la logística y la infraestructura de la organización, mientras que el tercero, residente en Tortosa y con grandes contactos en el mundo del narcotráfico, estudiaba traer cocaína desde sudamérica.

El intendente de los Mossos ha destacado que el «éxito» de esta operación ha sido el desarticular esta organización antes de que fuera «muy potente».

En la primera fase de la investigación, denominada 'Zori', los agentes identificaron a varios miembros de la organización que preparaban un primer envío en un velero, el 10 de mayo de 2019, con casi seis toneladas de hachís, operación frustrada cuando dos patrullas de Vigilancia Aduanera interceptaron la embarcación en alta mar.

En esta operación en concreto, fueron detenidas tres personas, que ingresaron en prisión, y se requisó la droga, cuyo valor en el mercado era de unos 35 millones de euros.

Pese a que Mossos y Vigilancia Aduanera lograron abortar esta primera operación de tráfico de drogas, los investigadores todavía no habían identificado a los principales miembros de la banda.

En la segunda fase de la investigación, los agentes descubrieron que los traficantes preparaban un nuevo envío, en marzo de este año, liderado por el principal investigado, un hombre de nacionalidad marroquí residente en Argentona (Barcelona).

Cuando la embarcación se dirigía a Libia desde la costa de Marruecos, esta fue interceptada en aguas internacionales por una patrullera de Vigilancia Aduanera, operación en la que se detuvo a otras tres personas -de nacionalidades española, tunecina y algeriana-, que también ingresaron en prisión, y se incautaron más de 5 toneladas de hachís por valor de unos 31 millones de euros.

Tras el registro de esta segunda embarcación, los investigadores, junto al juzgado de instrucción de Tortosa y la Fiscalía, diseñaron un operativo para detener al resto de los miembros.

Desde ese momento, se realizaron diversas entradas y registros en numerosas localidades tanto de Cataluña como de Valencia y Castellón durante los meses de marzo y abril de este año, y se procedió a la detención del resto de integrantes de la organización.

En el conjunto de la operación, han participado unidades regionales de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Cataluña, Valencia, Baleares, Murcia y Andalucía.


Imprimir   Correo electrónico