hospimedica2

Más dinero para policía e inteligencia alemanas por amenaza terrorista

POLICIA-ALEMANA

Las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia de Interior alemanes recibirán más dinero y ampliarán su personal a partir del año que viene para hacer frente a la creciente amenaza terrorista.

Según precisó hoy en Berlín el titular del Interior, el cristianodemócrata Thomas de Maizière, la policía federal, la Oficina Federal de lo Criminal (BKA) y el Departamento de Protección de la Constitución recibirán 328 millones de euros adicionales y abrirán un total de 750 nuevas plazas entre 2016 y 2019.

El ministro señaló que la amenaza terrorista internacional ha crecido, lo cual ha aumentado también la carga sobre las fuerzas de seguridad, a lo que se suman otras tareas adicionales.

Está previsto que el Consejo de Ministros acuerde mañana los parámetros para los presupuestos de los próximos años, de 2016 a 2019.

En tanto, la Fiscalía alemana informó hoy de que el fiscal general ha presentado acusación contra un joven alemán de 22 años, que se encuentra en prisión preventiva, por haberse unido en Siria a los yihadistas del Estado Islámico (EI).

Según los datos facilitados por la Fiscalía, el acusado, Nezet S. viajó a finales de julio de 2014 a través de Turquía a Siria, país donde recibió instrucción en el uso de armas y participó en repetidas ocasiones en combates en las filas de los yihadistas.

El joven, acusado de pertenencia a un grupo terrorista extranjero y preparar un atentado contra la seguridad del Estado, regresó a Alemania en agosto de 2014 y fue detenido al mes siguiente.

Según datos del BKA, en Alemania viven alrededor de 300 islamistas dispuestos a cometer un atentado terrorista.

Por otra parte, unos 70 agentes registraron hoy un presunto punto de encuentro de islamistas en la ciudad de Stuttgart, en el sur de Alemania.

Se trata de la asociación Centro Islámico de Cultura y Formación Mesdschid Sahabe que, según el ministro del Interior de Baden-Württemberg, el socialdemócrata Reinhold Gall, es una institución controlada por salafistas y cuyos miembros apoyan al EI.

Agregó que existen "sospechas concretas" contra este centro por infringir la ley de asociaciones, aunque no pudo decir si las pruebas sobre sus actividades en apoyo al EI son suficientes para prohibir el funcionamiento del lugar.

EFE


Imprimir   Correo electrónico