hospimedica2

El Ejército retira el helicóptero HU-10 (Bell UH-1 Iroquois) tras 52 años de servicio

Portada 3

En un emotivo acto celebrado el pasado día 12 de diciembre en la base  de las FAMET (Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra) de Colmenar,  se ha despedido, tras mas de 50 años de servicio, uno de los más emblemáticos helicópteros con los que han contado las Fuerza Armadas españolas.

Desde su llegada a España en junio de 1966, los nuevos “Bravo” y “Hache” supusieron  un salto cualitativo al ser los primeros helicópteros con turbina, en lugar de motor de explosión, participando en innumerables actos en los que ha estado presente el Ejército español.

El 4 de junio de 1966, llegaban al puerto de Rota los seis primeros helicópteros procedentes de Nueva Jersey que, ante la mirada fascinada de un reducido grupo de militares con el capitán Urquijo, a la cabeza, habían recibido la ilusionante misión de crear lo que con el tiempo sería la Aviación del Ejército de Tierra.

El ET-201 y el ET-206 fueron los dos primeros en levantar el vuelo hacia la que sería su nueva casa en la localidad serrana de Colmenar, llamada entonces base de “Los Remedios”, integrándose en la Unidad de Helicópteros XI (UHEL XI). Tras su llegada, se realizaron números vuelos de instrucción aunque  unos meses después, el 28 de diciembre de ese mismo año, se producía el primer accidente protagonizado por el UH-1B 204 y la pérdida de sus cuatro ocupantes: el general  Ángel Morales, el Teniente Coronel Crespo, el capitán Miró y el sargento Cabas. Poco tiempo después sería el ET-202 el que se estrellaría con el comandante Huelin y el Teniente Valía a bordo los que perdían la vida.

 El 12 de julio de 1971 llegaron los primeros doce “Hache” un poco más largos lo que aumentaba su capacidad de transporte además de un motor más potente. Fueron matriculados como ET-301 a ET-312. Destinados a la recién creada UHEL-II, fueron rápidamente destinados a la base “Santiago” en El Aaiún, en el Sáhara, para tomar parte en  las operaciones bélicas que se estaban desarrollando  en aquella provincia española.

Acabada la contienda, regresaron a la península ubicándose primero en El Copero (Sevilla) y más tarde en Bétera (Valencia). En los siguientes 9 años, llegaron nuevos reemplazos hasta alcanzar un total de 60 unidades que serían la columna vertebral  de las nuevas FAMET al  mando del coronel Maté.

La última misión de combate de los UH-1 fue en julio de 2002 junto a los Cougar en la Operación Romeo/Sierra para recuperar la soberanía nacional sobre  el islote de Perejil frente a las costas de Marruecos.

Este icono, el helicóptero más vendido del mundo, se retira del servicio activo con 52 años en el Ejército de Tierra y más de 231.000 horas de vuelo sobre sus palas. Durante el acto de despedida, el UH-1H ET-217 ha hecho su último vuelo a los mandos del Tte. Coronel Muñoz Bueno y la comandante Zaloña escoltado por dos EC-135.  


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario