hospimedica2

La Armada recibe un nuevo Buque de Acción Marítima (BAM)

BAM Navantia 

Aún en plena euforia por la inminente construcción de las futuras fragatas F-110, la Armada española recibió ayer un nuevo Buque de Acción Marítima (BAM), el sexto, que ha sido bautizado como «Furor». La encargada de entregarlo fue la ministra de Defensa, Margarita Robles, quien destacó en Ferrol que «se trata de una prioridad para la modernización de la Armada».

Robles estuvo acompañada por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, con quien visitó los astilleros de Navantia, en los que se construirán las futuras «F-110». Y es por ello por lo que el nuevo «Furor» ha sido relegado a un segundo plano, pues según el mandatario gallego, el contrato de las cinco fragatas es «para Ferrol, para los trabajadores del astillero y de la industria auxiliar es fundamental».

En lo que al acto de entrega se refiere, se desarrolló según la tradición castrense y tras la inspección se firmó la documentación de recepción. Fue Robles la encargada de entregar la bandera nacional al comandante del buque, capitán de corbeta Ángel Morales, quien embarcó junto a su dotación en el «Furor». Acto seguido, las autoridades han visitado el BAM y han saludado a la dotación. Estos buques son los sustitutos de los viejos patrulleros de la Armada y el «Furor» tendrá su base en el Arsenal Militar de Cartagena (Murcia).

Pero todas las mentes de la zona estaban en las F-110, un programa que, tal y como recordó la ministra, supone un «esfuerzo importante de inversión para su construcción», informa Efe. Según destacó, estos cinco buques son claves «para la creación de empleo en la región», reiterando que se destinarán 4.325 millones de euros y que se generarán hasta 8.000 puestos de trabajo durante una década.

Está previsto que la orden de ejecución de las nuevas unidades esté lista en el próximo mes de abril «para que en el mes de mayo se puedan firmar ya los contratos entre el Ministerio y Navantia, y empezar la construcción que está muy bien estudiada», explicó la ministra el domingo. Y vaticinó que «la primera fragata se entregará en el año 2025 y la última en el 2030 o 2031».

Ante esto, Feijóo le pidió que la construcción se inicie cuanto antes al tiempo que se felicitaba porque «a industria naval gallega está en una buena situación». Además, destacó, en relación a Navantia en Ferrol, que «espero y deseo que podamos utilizar el contrato de las fragatas para modernizar el astillero en su totalidad». Y es que, según dijo, estamos ante una «oportunidad histórica de actualización para hacerlo más competitivo y de futuro, lo que posibilitará la venta de buques para otras armadas y países».


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario