hospimedica2

El misterio del cuadrado SATOR

sator

El cuadrado de Sator es una inscripción latina conocida en todo el Imperio romano desde el primer siglo de nuestra era y las más antiguas se encontraron en Pompeya. Este hecho es interesante: los primeros cuadrados SATOR conservados y que han sobrevivido a la erupción del Vesubio son anteriores al año 79 después de Jesucristo.

Otro hecho interesante: ¡este cuadrado SATOR puede leerse en todas las direcciones! Porque la lengua latina lo permite, este multipalíndromo tiene el mismo significado leído de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba, así como de izquierda a derecha y de derecha a izquierda; puede ser leído también en sentido contrario, en líneas como en columnas y aún en bustrófedon:

SATOR-AREPO-TENET-OPERA-ROTAS o ROTAS-OPERA-TENET-AREPO-SATOR.

Traducción de la inscripción del cuadrado Sator

Nuestra propuesta de traducción de este cuadrado simple y profundo es la siguiente:

El sembrador – de esto testifico – tiene por su fuerza soberana todo el universo

y, a la inversa,

Es todo el universo que por su fuerza soberana mantiene el sembrador – de esto testifico”.

SATOR: el sembrador, el plantador, el artesano, el autor, el creador, el padre.

AR(E)EPO = A RE EPO: de esto (de este cuadrado), digo (hablo). De hecho, las reglas de métrica latina hacían posible la elisión de la E, como en la poesía y en la retórica. EPO sería la palabra latinizada del verbo griego eipein “decir”.

TENET: tiene.

OP(E)RA = OPE ERA: por la fuerza soberana. Ops, opis, femenino, significa la fuerza y ERA u (h)era sería el adjetivo femenino erus,a,um sacado directamente del nombre propio Hera que significa “la Soberana”.

ROTAS: las ruedas, los discos de los astros… pues el universo.

El sembrador

La clave de este cuadrado consiste en descifrar quién está detrás de este SATOR.

Si hubiera sido una divinidad mítica, su nombre habría aparecido de manera más clara, como por ejemplo Yasión, hijo de Zeus, el sembrador más conocido de la mitología grecorromana.

Si hubiera sido un agricultor célebre, como Lucio Cincinato, los romanos lo habrían nombrado específicamente porque vivió medio milenio antes.

La inscripción descubierta en casa de Próculo, en Pompeya, nos aporta una indicación suplementaria porque rodeó de una línea sus dos TENET, lo que forma una cruz griega muy visible en su centro.

Como la cruz recuerda el símbolo cristiano, eso nos permite sugerir un transfundo más espiritual y nos empuja a buscar los rastros de un hombre que vivió un poco antes de la erupción del Vesubio y cuya notoriedad estaba presente en la península italiana antes del año 79.

No nos queda más que considerar a un hombre que vivía en Palestina y a quien, aunque conocido, le gustaba actuar de modo discreto. Un hombre que se presentó él mismo como un sembrador, en la primerísima parábola que enseñó al pueblo, la famosa parábola del sembrador.

Considerando que SATOR podría ser el Cristo, entramos en un mundo nuevo y totalmente nuevo tanto para los romanos como para nosotros.

El Padre

Un sembrador es también un padre. De modo figurado, el sembrador es el padre de las plantas que originó echando sus semillas en la tierra.

Si utilizamos las 25 letras de este cuadrado y las ensamblamos de nuevo como en el juego del Scrabble, encontramos la cruz griega en 2 dimensiones, de manera más escondida esta vez. De este anagrama – N quedando por supuesto la letra única y central de la nueva cruz formada – resaltan las dos primeras palabras del Padre Nuestro, la oración enseñada por Jesús a sus discípulos, encuadrada por las vocales A y O, versiones latinas del alfa y de la omega, la primera y la última letra del alfabeto griego.

El sembrador es nuestro Padre

Este cuadrado demuestra pues que el sembrador es también el padre, que el padre está escondido en la persona del sembrador; este cuadrado demuestra además que el sembrador es nuestro Padre, ya que SATOR es PATER NOSTER, siendo el comienzo y el fin (A-O), la muerte y la resurrección (O-A); que un hombre es Dios y que Dios se hizo hombre.

Influencia y datación

Asimismo, y curiosamente también, nuestro cuadrado prefigura toda la iconografía posterior de la cruz – adornada de ambas letras griegas, como por otra parte el crismón en este mismo registro – representaciones que serán corrientes en los primeros siglos de nuestra era y sobre todo desde el siglo IV.

Además, por razones de coherencias internas de estos dos escritos, colocamos la datación del cuadrado casi contemporánea de la redacción del Apocalipsis de Juan (66-67): esta inscripción podría ser el testamento del apóstol Pablo.

Conclusión

Este Cuadrado SATOR pudo aparecer como un símbolo secreto cristiano. Sin embargo, el mensaje de este cuadrado queda claro: es el del sembrador-creador crucificado, más bien resucitado, porque tiene todo en su gran poder benévolo y paternal. Este mensaje es la buena noticia de la salvación, gratuita, firme y eterna, en Jesucristo.

Por su origen y su originalidad, como por su función y su implicación tan estrecha con el Libro de los libros, estamos persuadido que este cuadrado no es mágico, ni esotérico, ni cabalístico, tampoco druídico; es más que esto: es un mensaje de vida, surgido – por primera vez en latín – directamente de la parte occidental del Imperio romano, en los años 60-65.

Autor: Olivier Perret van Hooff para revistadehistoria.es


Imprimir   Correo electrónico