hospimedica2

Pronunciamiento del general Martínez Campos en Sagunto

PRONUNCIAMIENTO DE SAGUNTO

El pronunciamiento del general Arsenio Martínez Campos en Sagunto, el 29 de diciembre de 1874, supuso el fin de la Primera República española y la restautración de la dinastía de los Borbones, en la figura de Alfonso XII.

El 27 diciembre de 1874, el general Martínez Campos sale de Madrid hacia Sagunto, requerido por los alfonsinos valencianos para que se pronunciara, recibiendo un telegrama con el texto Naranjas en condiciones, expresión en clave ideada por los conservadores valencianos, para que dirigiese el movimiento.

Ese mismo día, el general de brigada Luis Dabán, jefe de la brigada de Segorbe (Castellón), trasladó parte de su tropa (dos batallones de infantería, varios escuadrones y algunas piezas de artillería, en total unos 1800 hombres) hasta Sagunto.

El 29 de diciembre, Martínez Campos se pone al frente de la brigada y, con los soldados formando un cuadro en un lugar llamado «Las Alquerietas», cerca de Sagunto, donde se inicia la carretera Sagunto-Burgos, Martínez Campos arengó a la tropa, demostrando la necesidad de efectuar la restauración borbónica en la persona del príncipe Alfonso, hijo de Isabel II como Alfonso XII, Rey de España e Indias. Alfonso había heredado los derechos de sucesión de la Corona de España, al abdicar Isabel II en el exilio (1870).

El General terminó su arenga con el grito de “¡Viva don Alfonso XII rey de España!” siendo contestado por toda la tropa y finalizado el pronunciamiento, los soldados se dirigieron a Valencia, donde se recibió la noticia con grandes muestras de júbilo.

Ese mismo día a las tres y media de la tarde, el general Jovellar, jefe del ejército del centro, mandó un telegrama al Ministerio de la Guerra, indicando que se unía al pronunciamiento y los  generales De la Pezuela, Reyna, Gasset, San Román, Quesada, Macías, Larrocha y Moltó, reunidos en casa del primero el mismo día 29, acordaron secundar el movimiento.

El gobierno, en manos del general Serrano tras el golpe de estado del general Pavía en enero de 1874, se opuso al pronunciamiento. Al presentarse el general Primo de Rivera - Capitán general de Madrid - en el Consejo de Ministros convocado para analizar la situación, mostró la adhesión de las tropas de Madrid. Los ministros protestaron pero se retiraron, quedando Primo de Rivera al frente de todos los poderes.

Primo de Rivera constituyó un gobierno provisional el 31 de diciembre de 1874 bajo la dirección de Antonio Cánovas del Castillo, que decretó la restauración de la monarquía, poniendo fin a la Primera República.

Sagunto fue la primera población que reconoció a Alfonso XII como monarca, y en agradecimiento, el rey le devolvió el título de ciudad que había perdido durante la Edad Media.

No obstante el protagonismo de Martinez Campos en la restauración de la monarquía, el soberano no lo incorporó al gobierno y lo puso al frente de la campaña contra los carlistas, quienes se habían alzado nuevamente en armas en Cataluña y Navarra.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario