hospimedica2

El agradecimiento de los familiares del niño Arthur y demás afectados a la Guardia Civil por su trabajo durante las inundaciones

15400293349665

El Director General de la Guardia Civil Félix Azón se reunió ayer viernes con los guardia civiles que participaron en el operativo puesto en marcha tras las inundaciones del Llevant y se mostró «contento y orgulloso» por el trabajo realizado. «Este es el trabajo de la Guardia Civil ante una situación de estas, salir y ponerse a trabajar para salvar las vidas humanas y los bienes que se puedan así como rescatar todos los cadáveres para contener lo máximo posible los malos efectos de la naturaleza», subrayó.

Recordó que la Benemérita está desplegada por todo el territorio del Estado, lo que le permite «intervenir inmediatamente en todo momento». «Ahora hay que asegurarse de que no queden desechos en el mar que puedan causar algún daño o lesión a quien se bañe», añadió. «El siguiente paso es limpiar el mar, normalizarlo todo y seguir trabajando, como hace diariamente la Guardia Civil, por la seguridad vial y ciudadana, la naturaleza y la prevención de la violencia de género».

Azón también visitó la zona afectada y conoció de primera mano la labor de los agentes, especialmente en la búsqueda del pequeño Arthur que desapareció en dichas inundaciones y cuyo cuerpo se encontró el pasado miércoles.

Precisamente, el padre, los tíos y los abuelos del menor han agradecido a Azón el esfuerzo de la Guardia Civil y las muestras de cariño que han recibido por parte de los guardias desplegados en el operativo.

Integrantes de la familia Heredia también quisieron dar las gracias al Director General y a los guardias civiles Sergio Mantas y Nora Pérez por el rescate que salvó la vida a cuatro miembros de su familia el pasado día 9 de octubre.

ZONA DE EMERGENCIA

Por otro lado, el Consejo de Ministros acordó ayer declarar zona afectada por emergencia de Protección Civil las zonas de Artá, Capdepera, Manacor, Son Servera y Sant Llorenç de Cardassar.

Según anunció la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, de acuerdo con las valoraciones iniciales, se calcula que la «horrible tragedia» dejó 300 casas con graves daños y 190 kilómetros de carreteras de titularidad pública y varios puentes que necesitan reparaciones.

La magnitud de la emergencia, las medidas necesarias para subvertir la grave perturbación de las condiciones de vida de la población, el pleno restablecimiento de los servicios públicos esenciales y, en definitiva, la recuperación de la normalidad en las zonas afectadas, justifican la intervención de la Administración General del Estado, indica el Gobierno.

Celaá explicó que se tramitarán ayudas económicas para paliar daños personales y materiales, que estarán exentas del pago del impuesto de la renta para las personas físicas (IRPF) y se tramitarán con carácter de urgencia las obras para reparar infraestructuras, que estarán subvencionadas hasta en un 50%.

AYUDAS DEL GOBIERNO BALEAR

Las Consellerias de Turismo y de Trabajo del Gobierno balear destinarán conjuntamente 2,6 millones de euros para compensar a empresas y autónomos por los daños provocados por las inundaciones en el Llevant, explicó la portavoz del Gobierno, Pilar Costa.

Los afectados pueden solicitar estas ayudas desde el próximo lunes hasta el 31 de enero. Se abrirá una ventanilla única para facilitar la tramitación. El Ejecutivo pidió «tranquilidad» para que los damnificados tramiten adecuadamente las solicitudes, según EP.


Imprimir   Correo electrónico

Escribir un comentario