Los GAR han creado una unidad de élite en Mauritania que lucha contra el terrorismo y la inmigración ilegal

Guardia Civil Visto: 219

gar mauritania

El Sahel sigue siendo un escenario muy complicado en materia de seguridad y una de las principales amenazas que tiene España. Aquí siguen actuando grupos terroristas como Al Qaeda en el Magreb Islámico y Boko Haram, el grupo terrorista que más muertos ha tenido en el 2018 después de DAESH.

Una de las dificultades que tiene esta zona es su terreno inhóspito. Arena y miles de kilómetros de desierto que dificultan la lucha contra el terrorismo, el crimen organizado y la inmigración ilegal. En la capital de Mauritania, en Nouakchott, la Guardia Civil ha clonado la célula que luchó contra ETA en Francia.

Es una unidad de élite que está formada por 130 agentes y el modelo se está comenzando a instalar ya en Mali, Burkina Faso, Níger, Chad y Senegal. En total 800 agentes a los que se les instruye con las mismas técnicas operativas que se usaban para luchar contra ETA y con un material que les llega de Europa y que incluye desde todoterrenos hasta drones, armamento, chalecos antibalas, material de campaña, útiles para la recogida de muestras y material para improvisar controles.

A 480 kilómetros de Nouakchott, en el norte del país está Nuadibú. Aquí tiene su base el destacamento de la Guardia Civil que lucha contra la inmigración ilegal.

En el año 2006, 32.000 inmigrantes llegaron a Canarias desde Mauritania. Se le llamó la "crisis de los cayucos". Todavía muchas de estas embarcaciones permanecen abandonados cerca del puerto.

En esta zona la Guardia Civil tiene un destacamento de 25 agentes que luchan contra la entrada de inmigrantes irregulares por este punto. Las cifras avalan el trabajo que hacen de forma conjunta con la policía mauritana. La inmigración ilegal se ha reducido a cifras testimoniales.

La Guardia Civil reconoció el pasado mes de noviembre los esfuerzos de agentes de seguridad formado bajo el plan «Blue Sahel» de lucha contra la inmigración ilegal y el terrorismo en Mauritania. Esta medida forma parte del proyecto que desarrolla hasta 2019 y contempla la creación de patrullas transfronterizas, además de acciones formativas y de cooperación.

En cooperación con las Embajadas de España en Mali y Mauritania, la Guardia Civil cuenta como socios principales con las Gendarmerías de Mauritania y Mali y con financiación mixta entre la Guardia Civil y la Comisión Europea.

El órgano coordinador del «Blue Sahel» es la Guardia Civil y como socios principales figuran las Gendarmerías de Mauritania y Malí, además de contar como instituciones asociadas las Gendarmerías de Senegal y Guinea Conakry, la Guardia Nacional de Guinea Bissau, el Servicio de Inmigración y la Marina de Gambia, y la Policía Nacional y los Guardacostas de Cabo Verde.

ACCESO FUENTE

Imprimir
Redacción
Redacción