hospimedica2

Exito de la exposición "La Guardia Civil, 175 años a tu lado, 1844-2019"

DSC 1747

El hecho de que la Guardia Civil haya perdurado 175 años manteniendo sus principios y sus valores a la vez que se moderniza según avanza la sociedad española, demuestra que nació para quedarse y esta exposición ha sido el ejemplo.

Sabíamos que la exposición sobre el 175 Aniversario de la Guardia Civil que se había montado en la Arquería de Nuevos Ministerios estaba siendo un éxito y quisimos comprobarlo.

Benemérita al Día se desplazó el último día, el día en que se daba por terminada la muestra que comenzó el 28 de marzo para dejar constancia de este éxito, y lo que nos encontramos superaba lo que nos venían contando.

Llegamos sobre las once de la mañana y cuando accedimos al recinto donde se desarrollaba la muestra, nos encontramos la primera sorpresa, a pesar de que tan solo había pasado una hora desde la apertura de la exposición al público, ya habían accedido a la misma más de un centenar de personas.

DSC 1741Nos esperaba el Coronel de la Guardia Civil Florencio Hermoso, Jefe de Servicios Históricos de la Guardia Civil y Director del Museo de la Guardia Civil, único Museo oficial sobre el Cuerpo, para acompañarnos en nuestra visita y a quien le comentamos el gran número de personas a esa hora, nos responde con satisfacción que “Se puede considerar que la afluencia de público ha superado las expectativas y que  ha tenido una gran acogida por parte de la ciudadanía, durante el tiempo en que ha durado la exposición”.

Comenzamos nuestra visita, y observamos a un gran número de personas en esta primera parte de la exposición, la destinada a dar la bienvenida al público y a mostrar las distintas especialidades de que dispone la Guardia Civil, en esta zona una niña, apenas 14 años está preguntando a un agente sobre la forma de ingresar en el Cuerpo, ilusionada escucha al agente con atención, mientras  sus padres la contemplan entusiasmados, preguntamos a los progenitores mientras el agente continúa explicando con cariño lo que la niña le ha preguntado, el padre nos contesta “siempre que ve a la Guardia Civil, en la tele, en carretera, nos comenta que le gustaría ser guardia civil, hoy además se ha emocionado con la cercanía”.

DSC 1743Un poco más adelante, un gran tapón, grupos de gente esperando, el coronel nos explica que es esta zona la que precisamente ha venido teniendo una mayor atención por parte de los visitantes, es la zona donde se encuentran las gafas de 360º. Una niña acaba de quitarse las gafas mientras un joven se las pone con la ayuda del agente que pendiente de lo que ocurre le ayuda, preguntamos a la niña que corre junto a sus padres si le ha gustado, “mucho, estaba colgando, cuando he mirado al lado he visto el helicóptero, pero no he entrado” nos contesta aún nerviosa por la experiencia, el coronel le dice cariñosamente que ha rescatado a una persona, la niña mira a sus padres con los ojos muy abiertos, entusiasmada, “papá he rescatado a una persona”.

El coronel nos explica que “Las personas que nos han visitado han estado muy interesados en los videos de especialidades, las gafas de 360 grados, y los  paneles explicativos”.

Llegamos sorteando a la gente que espera y que se fotografía junto a las motos de Tráfico y del SEPRONA, al cronograma, donde la gente va pasando lentamente, leyendo y observando, comparando la Historia de España y la de la Guardia Civil, con parsimonia, comentamos con el el coronel Hermoso este hecho, nos replica “Hemos comprobado que el público que se ha acercado a la exposición la ha visto con respeto, cariño y con mucho interés, y ha valorado la labor que realiza la Guardia Civil

DSC 1749

Nos hemos asomado a la sala de visionado donde se proyecta el video sobre el 175 Aniversario, repleta, asientos completos y personas de pie, ni una palabra, ni un murmullo,  nos dice el coronel que todos los actores son guardias civiles, incluso la niña que representa a Isabel II es hija del Cuerpo, tan sólo la voz en off, Ramón Langa, es ajena al Cuerpo.

Mientras subimos a la segunda planta, siguiendo el recorrido programado, preguntamos a nuestro anfitrión sobre si se conoce realmente el trabajo y la historia de la Guardia Civil según su experiencia durante estos días, “No se conoce suficientemente la historia de la Guardia Civil, y una exposición como la que ha tenido lugar, en la que se muestra un recorrido por la historia del Cuerpo a lo largo de 175 años de andadura como Institución, es una gran ocasión para dar a conocer la historia de la Guardia Civil”. Nos comenta al pasar por la pantalla situada en la sala dedicada a la Historia del Cuerpo, en la que un grupo de personas visionan la historia de la Institución, que “Lo más visitado de la exposición han sido fundamentalmente los contenidos audiovisuales

DSC 1780Frente a los grandes paneles didácticos donde se narra de forma visual y clara la verdadera historia del Cuerpo, personas leyendo y parando en todos y cada uno de ellos, el coronel se nos adelanta, “La gente ha acogido estos paneles con gran interés, al mostrar  sintéticamente el  recorrido de una institución de seguridad pública al servicio de los españoles. Ha servido para que muchos visitantes quieran visitar el Museo de la Guardia Civil”, y continua “En cuanto a esta sala en concreto ha tenido muy buena acogida, al ser un conjunto equilibrado que combina elementos tangibles del devenir cotidiano de los guardias civiles a lo largo de la historia, como el dormitorio, los maniquíes y el despacho del capitán, con las maquetas y los paneles históricos”

Preguntamos qué es lo que más ha sorprendido, “Sin duda el dormitorio con el baúl y los maniquíes”, mientras vamos observando a las personas que en ese momento están en la sala contemplando los distintos elementos, niños nerviosos ensimismados con las maquetas de nuestros helicópteros y del buque oceanográfico que se exhiben, mayores comentando el hecho de volver a ver aquella bicicleta que en sus tiempos mozos conducían los guardias civiles por toda la geografía española, personas preguntando al subteniente que en ese momento se encuentra en la sala sobre los distintos elementos que se exhiben, sigue el trasiego de personas en esta zona, vemos a la niña de las gafas, la que rescató a una persona, que nos sonríe al pasar, y observamos al subteniente que cuando no está atendiendo a quien se acerca, pregunta a los visitantes si les gusta la exposición, con cercanía, con el orgullo que siente quien forma parte de esta Institución y conoce su historia, nos comenta que el baúl que se exhibe es la primera vez que lo hace y que fue donado tras la exposición que se celebró el pasado año con motivo de la Patrona del Cuerpo en Salamanca. DSC 1761

Por su parte el coronel nos confía además que “Se ha expuesto como primicia la réplica de la primera bandera concedida al Cuerpo, la del primer Tercio de la Guardia Civil, que data de 1854”. 

Entre explicaciones y comentarios sobre nuestra Historia, y de la mano de nuestro anfitrión hemos llegado a la zona dedicada a los guardias civiles caídos en acto de servicio, una zona que presenta la misma afluencia de público que las anteriores, pero con una característica especial, el silencio, el recogimiento, el respeto de quienes la visitan, unos viendo el video sobre la Guardia Civil y su lucha contra el terrorismo, otros junto a las fotografías y los objetos de los guardias civiles asesinados por el terrorismo, hasta aquí se ha acercado el subteniente que dirigiéndose al coronel le explica que una de aquellas personas, es compañero, hijo del guardia civil  Constantino Limia, asesinado por el GRAPO el 10 de marzo de 1989 en la sede del Banco de España de la capital gallega, junto a su compañero, Pedro Cabezas.

DSC 1767vari0s 17

El coronel quiere conocerle y nosotros le acompañamos, le encontramos en el panel dedicado a los guardias civiles asesinados por el GRAPO, le acompañan su mujer y su hijo, un niño inquieto que recorre la sala y para y toca la foto de su abuelo, la foto de su padre está presente en esta sala en tres ocasiones, explica que vienen desde Galicia para ver la exposición y le comenta al coronel Hermoso “que son necesarias estas muestras para que nadie olvide el sacrificio de los que fueron asesinados por los terroristas”, y que “siente pena por la soledad en que se encuentran las victimas” y hace una revelación, en una de las fotos que aparecen en los paneles didácticos sobre la historia del Cuerpo también aparece su padre, se trata de una fotografía en blanco y negro de un guardia civil con un niño en brazos al que ha rescatado durante unas graves inundaciones en Sabadell. Nos confía el coronel que no es la única visita especial que han tenido, hace unos días un familiar del capitán Cortés también visitó la exposición.

Observamos a una niña llorando, la reconocemos, es la niña que cuando llegamos preguntaba como ingresar en el Cuerpo, nos comentan sus padres que al ver a los guardias civiles asesinados, se ha emocionado y no ha podido contener las lágrimas.

Al salir preguntamos al guardia civil que está presente en esta sala, sobre cómo ve la gente esta parte de la exposición, sobre lo que él ve, nos comenta que la gente visita la sala con gran recogimiento, y sobre todo con mucho respeto, nos confiesa que “este tipo de exposiciones son necesarias, para dar a conocer no solo el trabajo de los guardias civiles, también el sacrificio de los que estuvieron antes que nosotros, la historia, nuestro espíritu benemérito”. El coronel al que también preguntamos por este espacio nos confiesa que “Esta sala dedicada a las víctimas del terrorismo, ha sido especialmente emotiva, es obligado no olvidar lo que representó el fenómeno del terrorismo  para que en éste no se repita” y en cuanto a las personas que la han visitado, lo han hecho “Con respeto y emoción

DSC 1794Por último llegamos a la sala donde se visiona el último de los videos de la exposición, el correspondiente al trabajo diario de nuestros guardias, a las especialidades del Cuerpo, también al completo, aquí gente sentada que siguen las imágenes del video con atención, niños que se hacen fotos con maniquíes y se prueban prendas de cabeza de la Guardia Civil, vemos como lo hacen con todo respeto, una niña tocada con un tricornio negro se acerca a nuestro anfitrión para pedirle que se haga una foto con ella, el coronel accede con una sonrisa. DSC 1779

Hemos llegado al final del recorrido, antes de despedirnos observamos como el flujo de gente continua, y hacemos las últimas preguntas a nuestro anfitrión, nos informa que han intervenido diversas unidades además del Servicio de Estudios Históricos de la Guardia Civil y de la ORIS, desde las unidades de la Zona de Madrid y de la Dirección General que han prestado servicio presencial en la exposición, hasta las que han cedido fondos para la misma.

Le preguntamos si ha merecido la pena el esfuerzo, “Por supuesto, -nos responde- a la vista del éxito de la exposición, la gran cantidad de visitantes que ha tenido la exposición y las muestras de cariño y apoyo a la Guardia Civil que se han testimoniado durante el desarrollo de la misma, sin duda ha merecido la pena”.

Y por fin conocemos los datos de afluencia, que nos parecen significativos, más de 10.000 personas han visitado la exposición en apenas dos semanas.

Ha sido esta una exposición que ha dado a conocer la historia, el origen, las necesidades de la sociedad para crear un cuerpo que ha sabido perdurar, infatigable, inalterable en el corazón de los españoles, que ayer fue la envidia de otros países por su ejemplaridad, por sus resultados, por su entrega y hoy es ejemplo de policías de todo el mundo, muchas de ellas se instruyen junto a nuestros guardias. Hoy son solicitados por su trabajo y su eficacia en misiones internacionales en cualquier parte del mundo. Nuestra Guardia Civil es líder y ejemplo de eficacia en la gendarmería europea.

En apenas dos horas de visita se ha hecho posible que la ciudadanía conozca el trabajo diario, la eficacia, la solidaridad, la historia, el sacrificio, la lealtad, la constancia de un cuerpo policial que nació para quedarse, que nació para proteger y defender los designios de España.

Al salir, varias personas esperan para pasar el arco de seguridad que da acceso a la exposición, una pareja y un niño aparcan unas bicicletas fuera y se adentran en el edificio, mientras una familia se hace fotos junto al Land Rover 80 del Cuerpo, un vehículo emblemático, que fuera da la bienvenida a la exposición y que muchos de nosotros hemos conocido.

Antonio Mancera Cárdenas

Director de Benemérita al Día


Imprimir   Correo electrónico