hospimedica2

El ejemplar homenaje de despedida de la Guardia Civil de Jaén a un guardia excelente al cesar en el servicio activo

0001 un adios emocionado 

Así sí, así es como se despide y se agradecen los servicios prestados al cesar en el servicio activo. Es el adión emotivo a Emilio Marcos Sánchez tras 46 años de servicio. Es el ejemplo de que no en todas las Comandancias, de que no en todas las Unidades del Cuerpo se menosprecia a quienes pasan a la situación de reserva o retirados.

Toda una vida dedicado al servicio de la Guardia Civil. Emilio Marcos Sánchez ingresó en 1973 en el colegio de guardias jóvenes de Valdemoro. Varios destinos como Logroño, Alcaudete o Alicante antes de llegar a la Comandancia de Jaén en 1983, siendo de las pocas personas que entró con 18 años y ha permanecido hasta ahora, en el tope de edad.

Toda una vida rodeado por este mundo, ya que también fue hijo de un Guardia Civil y pasó su niñez residiendo en la Comandancia de Jaén, donde incluso realizó servicio junto a su padre. A su vez, tiene otros tres hermanos, de los que todos han sido o son guardias civiles y de sus tres hijos, dos de ellos han continuado esta tradición familiar que generación a generación ha visto como agrandaban las filas de este servicio.

Ahora, tras 46 años al frente, es el momento de parar y descansar después de dedicar tanto tiempo a una labor que Emilio Marcos Sánchez y su familia tienen tan arraigado. Una jornada especial en la que, Sánchez cerró una etapa ante su coronel, Luis Ortega.


Imprimir   Correo electrónico