hospimedica2

Cerca de un centenar de guardias civiles participa en las jornadas sobre investigación de delitos ambientale

Guardia Civil campo

El objetivo es mejorar la efectividad y la eficacia de las acciones dirigidas a combatir los delitos contra el medio ambiente

Agentes del Seprona de la Guardia Civil participan en las jornadas sobre aspectos legales, procesales y herramientas de investigación de delitos ambientales que organiza SEO/BirdLife, en el marco del proyecto LIFE UE Guardianes de la Naturaleza, con el fin de mejorar la efectividad y la eficacia de las acciones dirigidas a combatir los delitos contra el medio ambiente. Concretamente, han realizado el curso 43 jefes de sección y 49 jefes de equipo del Seprona de la Guardia Civil.

Durante las jornadas se han tratado temas como el fraude alimentario, los delitos por contaminación (problemática y colaboración de investigación), el Plan de tráfico ilegal de especies (con mención especial al tráfico de angulas), así como operaciones por delitos contra la fauna y la flora.

Además, se han impartido ponencias sobre cooperación y actuaciones internacionales en el marco del crimen ambiental, el análisis de inteligencia, la utilización del Servicio de Criminalística (SECRIM) de la Guardia Civil en delitos ambientales o la explotación de bases de datos.

Con este curso se pretende reforzar las capacidades de los Equipos de investigación del Seprona en la lucha contra la delincuencia medioambiental, un propósito que se pretende implementar sin desatender la prevención y denuncia de las infracciones administrativas.  

Los delitos contra el medio ambiente

Los delitos contra el medio ambiente son uno de los principales factores que amenazan el estado de conservación del medioambiente en Europa y en el resto del mundo. Gran cantidad de especies de fauna, incluidas aves del Anexo I de la Directiva de Aves sufren en España la pérdida de miles de ejemplares por la comisión de acciones delictivas como disparos, envenenamientos, tráfico ilegal o la destrucción de su hábitat. Además, los vertidos al agua, la gestión ilícita de residuos o los incendios intencionados dañan el patrimonio natural común y ponen en riesgo nuestra salud.

Necesidad de formación para luchar contra los delitos ambientales

Una de las principales necesidades en la lucha contra los delitos ambientales es dotar a las autoridades policiales de la capacidad suficiente para detectar e investigar este tipo de delitos con el objeto de reducir su impunidad. La mejora en la formación de las distintas policías ambientales permite el incremento en la detección de casos y la generación de las pruebas necesarias para determinar la responsabilidad de los autores materiales del delito, permitiendo la apertura de procesos penales y evitando que los casos sean sobreseídos o archivados.


Imprimir   Correo electrónico