hospimedica2

EL CORONEL JESÚS N. NÚÑEZ CALVO AGRADECE LA ENTREGA A LA GUARDIA CIVIL DE ALGECIRAS DE LA MEDALLA DE ORO DE LA MANCOMUNIDAD DE MUNICIPIOS DEL CAMPO DE GIBRALTAR

coronel jesus nunez

Por el interés de las palabras de agradecimiento pronunciadas por el Coronel Jesús N. Nuñez Calvo, Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras, publicamos integra su intervención.

PALABRAS DE AGRADECIMIENTO DEL CORONEL D. JESÚS NARCISO NÚÑEZ CALVO, JEFE DE LA COMANDANCIA DE LA GUARDIA CIVIL DE ALGECIRAS, PRONUNCIADAS CON MOTIVO DE LA CONCESIÓN Y ENTREGA DE LA MEDALLA DE LA MANCOMUNIDAD DE MUNICIPIOS DEL CAMPO DE GIBRALTAR A LA GUARDIA CIVIL.

Algeciras, 13 de Junio de 2019.

Excelentísimas e Ilustrísimas Autoridades Civiles y Militares, Oficiales, Suboficiales, Cabos, Guardias Civiles, Señoras y Señores:

Sean mis primeras palabras para agradecer al Ilmo. Sr. D. Luís Ángel Fernández Rodríguez, Presidente de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, así como a todos los dignos representantes de la misma, la concesión de la máxima distinción de la Comarca, su Medalla, a la Guardia Civil, con motivo del 175 Aniversario de su Fundación en 1844.

Igualmente, no puedo dejar de agradecer muy sinceramente y de todo corazón, a todas aquellas autoridades y personas de diferentes Administraciones y Sectores Sociales del Campo de Gibraltar, que han querido acompañarnos en este sencillo pero emotivo acto.

Para los Guardias Civiles, a los que represento en este momento como Jefe de la Comandancia en el Campo de Gibraltar, acompañado de una nutrida representación de quienes prestan servicio en los ocho municipios que lo componen, constituye un inmenso honor recibir el más alto reconocimiento de una Comarca en la que nuestro Benemérito Cuerpo lleva 175 años prestando servicio.

Pero no es sólo una distinción sobresaliente de reconocimiento a todos los Guardias Civiles que actualmente prestan servicio en el Campo de Gibraltar, sino también a todos los que los han precedido.

Nos sentimos orgullosos de prestar servicio en el Campo de Gibraltar, una Comarca de nuestra querida provincia de Cádiz, de nuestra amada Andalucia y de nuestra siempre deseada España.

Somos herederos y depositarios de aquellos primeros Guardias Civiles que hace 175 años vinieron a servir en el Campo de Gibraltar para velar por la Ley y el Orden.

Por Real Decreto de 28 de marzo de 1844 se dispuso la creación del “Cuerpo de Guardias Civiles”. Se trataba de una fuerza de carácter civil y dependiente del Ministerio de la Gobernación que tenía por objeto proveer al buen orden, a la seguridad pública, a la protección de las personas y de las propiedades, dentro y fuera de las poblaciones, si bien, en cuanto a la organización y disciplina, dependería de la jurisdicción militar.

Por Real Decreto de 13 de mayo de 1844 se recondujo el anterior, tras introducir las modificaciones propuestas por el Duque de Ahumada, reorientándose con gran acierto la naturaleza militar del Cuerpo de la Guardia Civil. Quedaba sujeto, al Ministerio de la Guerra en lo concerniente a su organización, personal, disciplina, material y percibo de sus haberes; y al Ministerio de la Gobernación en lo relativo a su servicio peculiar y movimiento.

Comenzaba a caminar la Institución de Seguridad Pública más antigua que existe actualmente en España y nacía en un momento, en el que nuestra nación carecía de un Cuerpo uniformado de ámbito estatal que velara y garantizara dichos cometidos.

Por Real Orden Circular de 25 de noviembre de 1844, se procedió a la distribución del personal entre los diferentes Tercios creados, al objeto de que marchase a cada provincia la fuerza que en aquella le estaba asignada.

El Tercer Tercio, con cabecera en Sevilla, tendría por demarcación las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla. La 3ª Compañía de infantería, compuesta a su vez por cuatro secciones, fue asignada a la provincia de Cádiz.

Sin embargo, antes de que materializara su despliegue y comenzara a prestar servicio, se consideró que la fuerza inicialmente dimensionada no era la adecuada para cubrir una provincia tan compleja como la gaditana, estimándose más conveniente el empleo en el Campo de Gibraltar de fuerzas de caballería, en vez de infantería.

Por tal motivo se dictó por el Ministerio de la Gobernación la Real Orden Circular de 20 de diciembre de 1844. De acuerdo con la misma, se sustituyó una de las cuatro secciones de infantería, por otra de caballería.

Al frente de dicha sección, compuesta por una treintena de Guardias Civiles, se encontraba Alférez Juan Morillas de Casas.

El servicio que desde entonces se prestó en el Campo de Gibraltar nunca fue fácil para la Guardia Civil, pero como escribió al inicio de 1845, Manuel Lassala Solera, jefe político de la provincia (figura antecesora del actual subdelegado del gobierno) al dirigirse por escrito a los alcaldes de las poblaciones en las que se iban a instalar las primeras casas-cuarteles:

“La Guardia Civil es el brazo de protección y seguridad que el Gobierno ofrece al hombre honrado, y lo es de persecución y de temor para el delincuente y de mal vivir”.

Para ello, la Guardia Civil fue dotada del mejor código deontológico que jamás ha existido: “La Cartilla”. Redactada en 1845 por el Duque de Ahumada, su artículo 1º rezaba: “El honor ha de ser la principal divisa del Guardia Civil; debe por consiguiente conservarlo sin mancha. Una vez perdido no se recobra jamás”.

Y por este recto e inquebrantable principio se viene rigiendo desde hace 175 años nuestro benemérito Instituto.

Por Ley de 15 de Marzo de 1940, la Guardia Civil acogió en su seno al también benemérito Cuerpo de Carabineros, creado hace 190 años, por real Decreto de 9 de Marzo de 1829, “para la seguridad y vigilancia de las costas y fronteras, hacer la guerra al contrabando, prevenir sus invasiones y reprimir a los contrabandistas, y para afianzar con respetable fuerza en favor de la industria y comercio nacionales”.

Precisamente, el Plano del despliegue de dicho Cuerpo en 1862, a lo largo de las costas del Campo de Gibraltar, se expone en este mismo salón de plenos.

La Comandancia de Carabineros de Algeciras, creada por Real Orden de 10 de Enero de 1878, pasó a reconvertirse en la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras. Mantuvo todas sus misiones tradicionales de vigilancia de costas y persecución del contrabando, asumiendo como propias las establecidas por el Duque de Ahumada y fortalecida con la Compañía ya existente de la Benemérita en el Campo de Gibraltar.

Aquél Alférez de 1844 es hoy un Coronel y aquella treintena de Guardias Civiles de entonces son más de un millar, pero es el mismo espíritu de servicio a España y a los ciudadanos. Actualmente el Campo de Gibraltar sigue siendo una zona de interés prioritario para la Guardia Civil y uno de sus escenarios permanentes y principales donde se vienen concentrando los principales esfuerzos.

La Guardia Civil es el Cuerpo de Seguridad actualmente competente en materia de seguridad ciudadana en seis de los ocho municipios que conforman el Campo de Gibraltar, lo cual supone más del 93% de la Comarca así como el 100% de su espacio natural protegido, su costa, las aguas territoriales que le rodean y sus carreteras.

Igualmente, en su lucha constante e implacable contra el narcotráfico y el crimen, con el inestimable apoyo de las demás Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, la Guardia Civil ha venido reforzando sus dispositivos operativos en el Campo de Gibraltar, con la Agrupación de Reserva y Seguridad, el Grupo de Acción Rápida, el Servicio Aéreo y potentes Unidades de Investigación.

Por todo ello y para los hombres y mujeres que prestan y han prestado su servicio en esta Comarca, incluidas por supuesto sus familias, constituye un honor y un legítimo orgullo la concesión a la Guardia Civil de la Medalla de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, como la más alta distinción de la misma.

Para finalizar, no quiero dejar de mencionar a dos personas. Una es el Presidente de la Mancomunidad, Luis Ángel Fernández Rodríguez, que en representación de la misma, nos entregó el 16 de noviembre de 2015 en solemne ceremonia el Guión de la Comandancia que hoy nos acompaña.

También lideró la propuesta de la Mancomunidad para que la Comandancia de Algeciras pueda tener en su momento, cuando la Superioridad lo estime oportuno, el uso de Enseña Nacional, al igual que lo tiene concedido la Comandancia hermana de Cádiz.

La otra persona que quiero recordar, con profunda emoción, es al Guardia Civil Fermín Cabezas González, del Destacamento de Tráfico de Algeciras, fallecido en acto de servicio el pasado 30 de mayo cuando intentaba detener un vehículo que transportaba un cargamento importante de droga.

Presidente, parte de esta Medalla que la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar ha concedido a la Guardia Civil en el 175 aniversario de su Fundación, le pertenece también al Guardia Civil Fermín Cabezas González y a su Familia, pues constituye el mayor ejemplo de servicio y sacrificio que se puede dar: ENTREGAR LA VIDA EN EL CUMPLIMIENTO DEL DEBER.

¡Muchas gracias Presidente!.

¡Muchas gracias Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar!.

¡Muchas gracias por esa Medalla de Oro en el CLXXV Aniversario de la Fundación de la Guardia Civil!.


Imprimir   Correo electrónico