La Guardia Civil de Cambados (Pontevedra) se traslada durante cuatro años para construir un nuevo cuartel

Guardia Civil Visto: 141

cuartel cambados

El puesto de la Guardia Civil de Cambados se traslada al edificio multiusos de A Mercé. Lo hace porque las actuales dependencias no están en condiciones y a la espera de que se construya un nuevo cuartel. Los planes pasaban por realizar una pequeña rehabilitación de las actuales dependencias gracias a una subvención de la Diputación de Pontevedra, pero los técnicos desaconsejaron cualquier intervención debido a los problemas estructurales que presenta el inmueble.

Hay que desalojar el edificio y esto implica el tralsado del servicio. Ante el riesgo de que Cambados se quedara sin Guardia Civil, el Concello puso una solución sobre la mesa que se traducirá en la firma de un convenio de cesión de las instalaciones del edificio de A Mercé al Ministerio del Interior. Las autoridades no ponen fecha para este traslado, pero, afirman, será «de inmediato», antes de fin de año.

El anuncio realizado ayer por la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, llegó acompañado de un segundo mensaje: el ministerio construirá un nuevo cuartel en Cambados, que se ubicará en el actual emplazamiento y costará alrededor de seis millones de euros. De momento no hay consignación presupuestaria para este proyecto, pero la representante del Gobierno central afirmó que la habrá y se le dará la máxima prioridad a este proyecto.

Entre tanto, A Mercé se con vertirá en la nueva casa de la Benemérita y pasarán no menos de tres años antes de que puedan estrenar las nuevas dependencias, según los cálculos que maneja el coronel de la Comandancia de Pontevedra, Simón Venzal, que ayer se desplazó al Concello de Cambados para participar en una reunión a tres bandas con la alcaldesa, Fátima Abal, y la subdelegada del Gobierno.

Los tres hicieron hincapié en el alto nivel de colaboración alcanzado entre las administraciones, lo cual hizo posible «encontrar una solución en un tiempo récord», garantizando que la Guardia Civil permanezca en Cambados, según indicó Larriba.

Los 37 agentes que trabajan en la villa del albariño pasarán a desempeñar sus funciones en A Mercé, pero sus familias -todavía hay varias que usan las casas del cuartel- tendrán que buscar acomodo en otras viviendas.

La construcción del futuro edificio implicará la demolición del actual y llevará aparejada un incremento de capacidad, dado que los previsión que se maneja es reforzar la dotación de personal en Cambados hasta alcanzar los cien agentes. A la espera de disponer de las nuevas instalaciones, servicios como intervención de armas o la custodia de presos tendrá que desviarse a otros puestos próximos.

La planta baja se reserva para usos municipales

La Guardia Civil ocupará la primera, segunda y tercera planta del edificio de A Mercede mientras que la planta baja se reservará para usos municipales: local de la asociación de jubilados y sala para cursos (en la actualidad taekuondo y zumba). La oficina de información juvenil (OMIX) se traslada al pazo de Torrado y la del animador deportivo, al pabellón de O Pombal.

El garaje quedará a disposición de la Guardia Civil y se realizarán las obras necesarias -que serán de carácter menor- para adecuar las instalaciones a las necesidades de la Guardia Civil, según informó la alcaldesa. Cuetiones que atañen a la financiación de las obras o el mantenimiento de las instalaciones se dilucidarán en breve, a la firma del convenio, abundó la regidora de Cambados.

Imprimir
Redacción
Redacción