IGC pide a la Fiscalía que investigue la comunicación del 112 sobre el crimen de Cáseda

Categoría de nivel principal o raíz: Guardia Civil ASOCIACIONES PROFESIONALES Visto: 131

logo igc con texto

La asociación Independientes de la Guardia Civil ha pedido a la Fiscalía la apertura de diligencias de investigación penal para esclarecer las circunstancias en las que se produjo la comunicación de la reyerta de Cáseda, que acabó con tres víctimas mortales, y sobre todo si se alertó al cuerpo desde el 112.

El pasado martes una reyerta en la calle Nueva de la localidad navarra de Cáseda entre dos familias acabó con la muerte a tiros de un padre y dos de sus hijos y la detención por esos hechos de tres personas, un padre y sus dos hijos, que esta mañana han sido puestos a disposición judicial,

En el escrito dirigido a la Fiscalía de Navarra la asociación IGC se hace eco de una información publicada por "Diario de Navarra", en la que un vecino de Cáseda denuncia que el pasado martes a las 18:54 horas "alertó a emergencias llamando al 112 sobre un hecho del que resultó su supuesto triple crimen por homicidio".

Esa persona relata que en su interlocución con la operadora 112 "le hizo observación en varias ocasiones de la necesidad de avisar a la Guardia Civil, cuyo cuartel se encontraba a unos 100 metros de donde acaecía el supuesto hecho delictivo con resultado de tres personas fallecidas, declinando la interlocutora dicha posibilidad".

Tras recordar que la Guardia Civil comparte con la Policía Foral de Navarra todas las competencias relacionadas con la Seguridad Ciudadana y que SOS Navarra es el centro de gestión de emergencias "único e integrado", plantea que se investigue lo sucedido porque de ser cierto podría darse la concurrencia de "varios presuntos delitos".

En ese sentido, apunta que se podría estar "en un caso de insuficiencia de utilización de todos los medios disponibles para prevenir o evitar la comisión de presuntos delitos" y por lo tanto se podría estar ante delitos "por la supuesta omisión del deber de socorro o denegación de auxilio, de la omisión de impedir los delitos, o de la prevaricación".

Por eso considera conveniente "cuando menos," la apertura de diligencias de investigación penal para esclarecer cómo se produjeron esas comunicaciones e igualmente "si existen órdenes en el sentido de excluir de dicha alerta a la Guardia Civil, los motivos de dicho supuesto hecho u órdenes, e incluso los casos o acontecimientos en los que no se ha dado conocimiento a la Guardia Civil de una emergencia en la que su actuación fuera necesaria"

Asimismo pide que se determine si la intervención de la Guardia Civil, al tiempo que lo hubiera hecho la Policía Foral, de existir disponibilidad de efectivos" hubiera podido "impedir la comisión de un hecho delictivo o sus resultados".

Imprimir
Redacción
Redacción