hospimedica2

APPROGC: CARTA A LA SECRETARIA DE ESTADO DE SEGURIDAD, ANA BOTELLA

aprogc logo

La Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) ha remitido una queja al Ministerio de Interior para denunciar el "muy deficitario" presupuesto destinado al Instituto Armado frente al que irá a parar a la Policía Nacional. La citada asociación, presidida por el cabo 1º D. Fernando Ramírez Trejo, remitió la pasada semana una carta a la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, en la que defiende que los agentes de la Benemérita se sienten "injustamente tratados" por el reparto de los fondos destinados a este Cuerpo en varios conceptos recogidos en la ley de presupuestos.

Por su interés reproducimos integramente la carta de APROGC a la Secretaria de Estado de Seguridad:

"Madrid, 7 de febrero de 2019

Dª ANA BOTELLA GÓMEZ Secretaria de Estado de Seguridad Ministerio del Interior MADRID

El Consejo de Ministros, en su reunión del día 18 de enero de 2019, aprobó un plan de infraestructuras de la seguridad del Estado para los próximos 6 años (2019-2025). En total, se prevé una inversión de 600 millones de euros. De esta cantidad, se destinan 275.000.000 € para comisarías de la Policía Nacional e idéntica cantidad para los cuarteles de la Guardia Civil.

En la referencia que se ha publicado de esa reunión, refiriéndose a dicho acuerdo, se dice textualmente: “El objetivo de este plan, aprobado a propuesta del Ministerio del Interior, es acometer la modernización general de las comisarías y los cuarteles mediante obras de construcción de nuevas instalaciones o de gran reforma de edificios preexistentes. Además de mejorar estas instalaciones, también se pretende dotarlas de una mayor eficiencia energética.”

A los ojos de un profano puede parecer un reparto lógico, equitativo, pero para nosotros, la Asociación Pro Guardia Civil, no lo es. Es injusto.

No puede ser justo que se destine la misma cantidad de dinero a la modernización de cuartelas de la Guardia Civil y comisarías de la Policía Nacional.

No pude ser justo que se destine la misma cantidad cuando se admite que la Guardia Civil dispone de cuatro veces más instalaciones que la Policía Nacional (2.703 de la GC, frente a 674 de PN), cuando se informa que el 28 % de las instalaciones de la GC tiene más de 50 años, frente al 26 % de la PN; que el 52 % de las instalaciones de la GC tiene entre 20 y 50 años y en la PN es el 45 %. Y que, casualmente, la PN dispone de instalaciones más modernas, pues el 20 % tiene menos de 20 años, frene al 16 % de las de la GC1.

Podríamos añadir como dato curioso que la GC dispone de una veintena de acuartelamientos de más de 100 años, algunos datan de su año de fundación en 1844. Y alguno incluso, más antiguo.

En resumen: las instalaciones de la Guardia Civil son más y más antiguas y por tanto, no es extraño pensar que nuestros cuarteles necesitan mayor inversión.

¿Se puede afirmar que este es un reparto equitativo y justo? Evidentemente NO.

Para considerar que se realiza un reparto justo, al menos se debería destinar a cada Cuerpo la parte proporcional a las instalaciones de las que se disponen.

¿Se ha hecho un estudio previo de las necesidades de cada Cuerpo o simplemente se ha repartido a partes iguales?

Un simple cálculo nos demuestra que mientras cada comisaría de PN dispondría de 408.000 €, a cada uno de los cuarteles de la GC se le asignarían 101.000 €.

En APROGC consideramos que los guardias civiles son injustamente tratados.

En una situación en la que los recursos económicos son limitados, no se puede castigar de esta manera a los guardias civiles. ¿Cuándo habrá oportunidad de un nuevo plan de inversiones? 

¿Tiene algo que ver que el responsable directo del plan de mejora, el Subdirector de Infraestructuras de la SES, es un policía nacional? Se “vende” el reparto como equitativo cuando es un menosprecio a la Guardia Civil y un tratamiento de enorme privilegio a la Policía Nacional.

Y por si esto fuera poco, nos encontramos con un proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado que sigue diferenciando a los miembros de ambos Cuerpos, a favor de los de la PN.

En el siguiente cuadro, se indican algunas de las considerables diferencias. Los datos corresponden a la Sección: 16 MINISTERIO DEL INTERIOR, programa: 132A Seguridad ciudadana2 del proyecto de presupuestos para 2019.

cuadro aprogc

Son varios los conceptos en los que los presupuestos asignados a la Guardia Civil son muy deficitarios con respecto a los de la Policía Nacional. 

Sorprende que siendo en PN en torno a unos 10.000 efectivos menos, el capítulo de su presupuesto dedicado a personal, sea un 5’71 % superior, y lo es mayor prácticamente en todos los apartados que afectan a retribuciones del personal, como se aprecia en el cuadro.

Pero quisiéramos destacar uno, por ser manifiestamente discriminatorio, una vez más: el relativo a acción social, la cantidad destinada a ayudas sociales. Cuando para la PN se prevén 10.579.570 €, para la GC se contemplan 7.576.140 €, casi un 40 % menos. Un simple cálculo para determinar cuánto se puede destinar a cada efectivo de uno y otro cuerpo, siendo más efectivos en la Guardia Civil, pone de manifiesto el agravio que supone.

No hace mucho expusimos nuestro malestar por algunos nombramientos dentro del Ministerio del Interior y de esa Secretaría de Estado, y de la diferencia de cargos de la Policía Nacional en detrimento de miembros de la Guardia Civil. Los hechos parece que nos están dando la razón. Y los datos los tuvimos que obtener acudiendo al portal de transparencia, ya que en una primera solicitud, la respuesta fue que para asignar estos puestos son “…prevalentes los rasgos profesionales que tienen que ver con el mérito y la capacidad…”, como si los guardias civiles estuvieran peor cualificados.

Pedimos que no se continúe ahondando en la diferencia existente entre la Guardia Civil y la Policía Nacional, convirtiéndonos en los hermanos pobres aun siendo el cuerpo policial, y la institución, mejor valorada año a año".


Imprimir   Correo electrónico