hospimedica2

Cáceres reconoce la labor de la Guardia Civil con su máxima distinción

cc guardiacivil

Un Palacio de Congresos lleno acogió en la tarde de este martes la entrega de la Medalla de la Ciudad 2019 a la Guardia Civil. Era la primera vez que se elegía este espacio para otorgar la máxima distinción del Ayuntamiento de Cáceres, y también la primera ocasión en la que los cacereños han sido invitados a este acto institucional que se instauró hace nueve años.

El cuerpo de la Guardia Civil lució sus mejores galas para recibir el galardón por parte de la ciudad, como reconocimiento a la labor desarrollada en la capital cacereña desde su fundación en mayo de 1844, coincidiendo, además, con su 175 aniversario que se conmemora ahora. Fue en diciembre de ese año cuando llegaron a Cáceres los primeros 134 infantes y 34 caballos de la Guardia Civil que marcarían los inicios del cuerpo de seguridad nacional en la ciudad.

El alcalde, Luis Salaya, fue el encargado de hacer entrega de la Medalla a la jefa interina de la Comandancia cacereña, María Jesús Pascual, en presencia del director general de la Guardia Civil, Félix Vicente Azón, tras su firma en el libro de honor de la ciudad.

Durante los discursos oficiales estuvieron muy presentes las distintas operaciones de la Guardia Civil para garantizar la seguridad ciudadana, su modernización y adaptación a la época actual, y la importante incorporación de mujeres en los últimos tiempos. Precisamente, Pascual, fue en 2017 la primera mujer en presidir en España los actos del Día de su Patrona.

En su intervención, agradeció a la Asociación Polilla de la Guardia Civil que les propusieran para la obtención de la Medalla y puso en valor el trabajo de los guardias civiles que han formado parte de la comandancia y de aquellos que hoy prestan servicio en ella.

También tuvo palabras de agradecimiento para los ciudadanos. «En estos 175 años no ha cambiado el aprecio y cariño que la Guardia Civil siente por los cacereños y cacereñas; esto es un reconocimiento que la sociedad cacereña tiene con nosotros», resaltó la comandante, que está al mando de los 1.200 guardias destinados en la provincia.

El alcalde se refirió a Pascual como un «ejemplo» para las niñas y jóvenes de la ciudad, «que será referente para nuevas vocaciones», manifestó, al tiempo que calificó de «encomiable» el papel de la Guardia Civil, del que dijo, tiene que ser «más visible y reconocido». Durante su discurso recordó también a los guardias civiles destinados en Cataluña, citando la última jornada de elecciones nacionales y haciendo alusión a que la presencia del cuerpo de seguridad garantizara el derecho al voto en los colegios electorales catalanes.

Salaya terminó su alocución con un «¡viva España, viva el Rey y viva la Guardia Civil!». La mítica frase «¡viva la Guardia Civil!», se coreó varias veces entre el público durante el acto oficial.

La delegada del Gobierno, Yolanda García Seco, por su parte, remarcó el hecho de que la región sea la más segura de España, y la provincia cacereña, la más segura de Extremadura, indicó. García Seco quiso reconocer a los grupos de operaciones subacuáticas que han participado en las labores de búsqueda del joven cacereño desparecido en el pantano de Orellana la pasada semana. La agrupación de folclore 'El Redoble' puso con su música el broche final al evento.


Imprimir   Correo electrónico