hospimedica2

La Guardia Civil de Cantabria procedió a detener e investigar a tres hombres por un presunto delito de estafa por Internet

internet CANTABRIA GUARDIA CIVIL

Ambos se aprovecharon de la buena fe de las víctimas para estafarles dinero. Las cantidades estafadas fueron de 457€ y 1335€.

30 de Noviembre de 2020. La Guardia Civil de Cantabria, procedió a detener e investigar a tres hombres, dos de 36 y el otro de 41 años de edad, vecinos de Peñarubia (Liébana) y de Santander, como presuntos autores de varios delitos de estafa, uno por una aplicación de compraventa y dos a través de cuenta bancaria.

En una aplicación de compra-venta por Internet, la víctima de la estafa, vio un anuncio en el que ofertaban una caldera y sus componentes, por lo que procedió a ponerse en contacto con el vendedor, una vez llegados a un acuerdo la víctima realizó un total de 4 transferencias bancarias al detenido por un valor total de 1335€.

Al no recibir la caldera, la víctima se puso en contacto con el vendedor, el cual le aseguró que le haría la devolución del dinero por completo y le enseñó el justificante de la transferencia que supuestamente había realizado, no llegando nunca la víctima a recibir el dinero.

Ante la situación la Guardia Civil de San Vicente de la Barquera, realizó una serie de pesquisas para conocer la identidad del vendedor y el destino del dinero. Consiguieron averiguar que este hombre reside en Peñarubia (Liébana) y que nunca hizo dicha transferencia para devolver el dinero al comprador, por lo que se procedió a su detención por un presunto delito de estafa.

Oferta de trabajo por internet

Agentes de la Guardia Civil de Astillero procedieron a investigar a dos vecinos de Santander por un presunto delito de estafa, los investigados publicaron un anuncio en Internet ofreciendo un falso trabajo de ayudante de paquetería, la víctima al ver el anuncio contactó con ellos y tras entrevistarse telefónicamente, los investigados le pidieron datos bancarios y personales, para la realización del supuesto contrato de trabajo.

La víctima le facilitó todos los datos y posteriormente observó que le habían realizado desde su cuenta bancaria dos transferencias de 200€ y tres de 19€, sumando un total de 457€, por lo que procedió a interponer la denuncia.

Los agentes en el transcurso de las investigaciones consiguieron averiguar, la identidad de los hombres que habían puesto el anuncio fraudulento y que el dinero transferido lo habían depositado en su cuenta bancaria particular, aprovechándose de la necesidad de trabajo del denunciante y de los datos facilitados.

Ambos casos han sido puestos a disposición Judicial.