hospimedica2

La Guardia Civil de Yepes (Toledo) ha detenido a un hombre en Ciruelos por un delito de cultivo de estupefaciente y defraudación de fluido eléctrico

plantacion Ciruelos gc toledo

Se ha desmontado toda la instalación de una plantación de alto rendimiento de marihuana de donde se han incautado 340 plantas. Esta persona también ha sido detenida por un delito de quebrantamiento de condena

15 enero de 2021.  La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 32 años de edad por un delito contra la salud pública de cultivo o elaboración de estupefacientes, un delito de defraudación de fluido eléctrico y otro delito de quebrantamiento de condena por incumplir una orden de alejamiento.

Una patrulla de Seguridad Ciudadana del Puesto de la Guardia Civil de Yepes se desplazó a la localidad de Ciruelos para localizar a una mujer, víctima de un delito de violencia de género, y así poder comprobar que se encontraba en perfectas condiciones, ya que telefónicamente no había sido posible contactar con ella.

Una vez en el lugar, la patrulla verificó que el vehículo que estaba estacionado en la entrada del domicilio era propiedad del hombre sobre el que había dictada una orden judicial en vigor de alejamiento de esta mujer.

La Guardia Civil llamó a la puerta de esta vivienda y de ella salió este hombre, el cual informó a los agentes que se encontraba allí con autorización de la víctima y que ella había cambiado su lugar de residencia a otro municipio.

La Guardia Civil, que no había sido informada como corresponde de esta nueva situación, comprobó todas las estancias de esta vivienda con el fin de verificar si la mujer se encontraba en esta propiedad, así como su estado físico, descartando que se encontrara en su interior, pero sí hallaron distintas pertenencias suyas.

Cuando la Guardia Civil accedió desde la calle al garaje para completar la inspección, descubrió una instalación completa para el cultivo intensivo de marihuana, que según manifestó este hombre le habría supuesto un desembolso de unos 7.000 €, y de donde los agentes incautaron 340 plantas. Igualmente comprobaron que existía un enganche ilegal de fluido eléctrico realizado llevar a cabo este cultivo ilegal.

Los agentes detuvieron a este hombre por un delito de cultivo o elaboración de estupefacientes, defraudación de fluido eléctrico y quebrantamiento de orden de alejamiento.

Además de proceder a desmantelar toda la infraestructura de esta instalación ilegal, la Guardia Civil logró localizar telefónicamente a esta mujer, la cual fue informada de su obligación de comunicar cualquier cambio de residencia. Después fue acompañada por los agentes a recoger sus pertenencias y animales domésticos que había dejado en la vivienda.