hospimedica2

El Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra investiga a un vecino de Baiona por notificar datos falsos del conductor de su vehículo para eludir varias multas

guardia civil trafico

Su esposa también fue investigada penalmente como colaboradora necesaria para la comisión del mismo delito.

22/febrero/2021.- Un vecino de Baiona, de 50 años, fue investigado la semana pasada por componentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra, ya que facilitó datos falsos del conductor de su vehículo para eludir el pago de varias multas.

A raíz de las investigaciones realizadas por el GIAT (Grupo de Investigación y Análisis de la Agrupación de Tráfico) se pudo averiguar que este vecino de Baiona había facilitado, hasta en siete ocasiones, la identidad de otras personas con motivo de varias infracciones administrativas relacionadas con la segurirdad vial, que se habrían cometido con un vehículo de su propiedad. El montante de las sanciones a las que debería hacer frente asciende a 1.900 euros, además de la pérdioda de 15 puntos del permiso de conducción.

Según las averiguaciones realizadas, esta persona pudo haber facilitado hasta en siete ocasiones los datos de otras persona cuando la Jefatura Provincial de Tráfico le requirió la identificación del conductor, con motivo de infracciones que se habían cometido con el vehículo de su propiedad, que no fueron notificadas en el momento de su comisión.

En todos los casos facilitaba la identidad de otra persona, pero haciendo constar su propio domicilio, de tal forma que los expedientes tramitados por la Jefatura de Tráfico llegaban a su domicilio y eran recogidos por su esposa en lugar de devolverlos, para después realizar las consiguientes alegaciones hasta que se ultimaba el procedimiento con la resolución sancionadora correspondiente.

La colaboración de su esposa determinó que también fuese notificada como investigada por su grado de participación en el mismo tipo delictivo.

Las diligencias instruidas se entregaron en el Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo, donde deberán comparecer los investigados cuando sean requeridos.