hospimedica2

Siempre a sus órdenes, Majestad.

 113807258 gettyimages reyes

Nuestro gobierno parece estar dando un golpe de estado. Se han cargado la economía -por torpeza, fundamentalmente-, la convivencia, la libertad de prensa y tv en su mayor parte, la unidad de la nación, la libertad laboral, la seguridad de nuestras costas, el turismo, la iniciativa privada, la libertad de enseñanza, etc.

Y ahora van a por la monarquía. Sus antecedentes son impresentables, pues poca gente ha robado a lo largo de nuestra historia más que esa izquierda radical y falsa que nos gobierna, pues ni tienen ideología honesta ni mucho menos idea. Solo poseen un principio: “tó pa mí y al prójimo que le vayan dando”, pues quien no les rinde pleitesía es un facha (y si se acaba con él, pues “no pasa na”) y quien se la rinde, un esclavo al que le dan unas monedillas (cosa de poco) para que se entretenga y mire para otro lado mientras ellos se enriquecen con el dinero del prójimo; sin hacer nada para beneficiarle, por supuesto. Han regresado los pícaros del XVII, pero los de la peor ralea. No poseen unos antecedentes recomendables (recordemos el robo de las reservas del Banco de España, o el mangoneo de la antigua Junta de Andalucía, las subvenciones de Podemos a cargo de Irán y Venezuela, los paseos en Falcon del Presidente o el Master de 7000 euros de matrícula que gestiona su mujer, por citar algunas de las miles y miles de cosas). Han ocultado los muertos en la pandemia, la han gestionado con incompetentes e iletrados, no saben ni tan siquiera hablar correctamente en español y se inventan palabras horteras y absurdas, etc.

Pero lo peor de todo es que el iletrado Iglesias (que desconoce la historia de España, no sabe hablar inglés aunque el diga que sí, carece de formación política adecuada pese a dar clases de ello gracias al hijo de Santiago Carrillo, por entonces rector de la universidad complutense, que le enchufó, viste peor que un albañil de Bostwana y tiene muy confuso el concepto de lealtad familiar y con los compañeros de partido) ha decidido desde su casoplón, de acuerdo con Pedro el ambicioso, cargarse la monarquía y ser el uno presidente y el otro primer ministro de la república bananera que nos pretenden implantar.

Yo conozco a S.M. Don Juan Carlos I desde hace muchos años, hombre leal con España y con los españoles, persona encantadora de trato y un verdadero caballero y muy generoso. A mi me entregó el despacho de Teniente Médico hace ya muchos años. Jamás dejó sin auxilio a quien lo necesitó. Jamás dejó de defender a España en todos los foros (¡quién no recuerda aquél “por qué no te callas” dirigido al impertinente Hugo Chávez!). Mi querido -nuestro querido- Juan Carlos I siempre fue un hombre del pueblo, cosa que estos dos aspirantes a maximangantes (y no otra cosa) ni soñando lo son. Por supuesto que ha podido cometer errores, y tal vez muchos, pero jamás movió un dedo contra los españoles, jamás discriminó a nadie por su pensamiento, jamás abusó de su poder para hacer daño a nadie. Esto no lo pueden comprender los egoístas, ambiciosos, envidiosos, acaparadores, tiranos, dictadores camuflados e inmorales que nos gobiernan. Para ellos, por ejemplo, ser maricón (no digo homosexual sino maricón) es un logro. Para ellos todo aquel que no les rinda

pleitesía es un fascista. Por supuesto no tienen ni p… idea de lo que el término significa, pues ya los romanos en la república llevaban las fasces, que en la antigua Roma era la insignia del cónsul romano formada por un hacha en un haz de varas, heredada de los etruscos y de los líctores de la República de Roma, una especie de policías que escoltaban a las autoridades y garantizaban el orden público. Pero como Mussolini adoptó el emblema, pues estos idiotas se hacen pipí y popó en el resto de la historia, porque no saben nada de particular y opinan de todo.

Don Juan Carlos I es un referente en la Historia de España, incluso antes de ser Rey, en materia de lealtad, humildad, bondad, cariño, simpatía y popularidad. Pocos reyes hemos tenido de sentimiento tan español como él. Pero como los que lo quieren hacer desaparecer carecen del más elemental patriotismo, eso les da igual. Su hijo, Felipe VI, nuestro actual Rey de España necesita de nuestro apoyo. Majestad, no consienta que le hagan el más mínimo daño a vuestro padre. Siempre le vamos a apoyar a V.M. por tres razones fundamentales. La primera es que la República en España ha sido siempre un fracaso y una fuente de guerras y conflictos. La segunda es que solo la monarquía es capaz de unir a los españoles, ya desde los tiempos de los Reyes Católicos, de manera que van ya más de quinientos años. La tercera es que la grandeza de España y su enriquecimiento solo ha existido en tiempos monárquicos. En definitiva, que nuestro bienestar es máximo con la monarquía y mínimo con la república. Pero nos gobiernan ignorantes e incultos, pícaros y ambiciosos, terriblemente egoístas y envidiosos, desagradecidos e ineducados.

Majestad, Don Felipe VI, debemos decir como lo hizo vuestro abuelo Don Juan de Borbón, con su conducta ejemplar, cuando renunció al trono ante su hijo por el bien de España: “Majestad, todo por España, siempre por España, ¡viva España!”

Y no quiero finalizar sin enviar un fuerte abrazo -con todo mi respeto y cariño- a Don Juan Carlos I, ese Rey campechano y patriota que un día me entregó mi despacho de Teniente Médico, con el que tuve el honor de hablar un rato, con una actitud cariñosa e inolvidable por su parte. Mi vida estaba y sigue estando ligada a Usted, Majestad, y como no puede ser de otra manera a su hijo Felipe VI y a su nieta la Princesa de Asturias. Por ustedes tres estoy dispuesto a dar mi vida, pues al darla por ustedes, la estoy dando por España y por todos los españoles a quienes tanto quiero. Incluyendo a los indeseables que les quieren hacer daño, pues también son españoles aunque no se lo merezcan; eso si: que no les hagan nada, pues entonces cambiaría de criterio y me volvería contra estos dos tramposos gobernantes.

¡ VIVA JUAN CARLOS I !, ¡ VIVA FELIPE VI ! Y ¡ VIVA ESPAÑA !

Francisco Hervás Maldonado

Coronel Médico (r)

Vocal de Cultura del Circulo Ahumada


Imprimir   Correo electrónico