El SUP denuncia a la abogada y novia de Pablo Hasél

Categoría de nivel principal o raíz: Cuerpos Policiales Policía Nacional

novia hasel

La detención del rapero Pablo Hasél está en camino de llenar los juzgados. A las causas que se abrirán contra los detenidos en los disturbios generados en varias localidades y a las cuatro denuncias presentadas contra el portavoz parlamentario de Podemos, Pablo Echenique, se suman ahora dos nuevas acciones judiciales presentadas en las últimas horas por el Sindicato Unificado de Policía (SUP).

La primera de estas denuncias es contra la abogada y pareja sentimental del rapero arrestado, Alejandra Matamoros, que en los últimos días ha lanzado duras acusaciones en los medios de comunicación contra las Fuerzas de Seguridad del Estado, a las que acusaba de practicar la tortura de forma sistemática, que según el sindicato policial solo se pueden calificar de "calumniosas e injuriosas".

En el texto recuerda que la abogada habló de "las torturas que se cometen día sí y día también en los cuarteles de la Guardia Civil y en todos los Cuerpos de Seguridad del Estado" y afirmó que España ha sido condenada por las torturas cometidas por, entre otros, la Policía Nacional. "Estas afirmaciones no solo son falsas sino que han generado alarma social y han sido caldo de cultivo de manifestaciones violentas en la vía pública", dice el sindicato.

El SUP recuerda que "aunque la denunciada, Señora Matamoros, recibiera esa información sobre el maltrato policial en el ejercicio del derecho de defensa, ello no es óbice para considerar que, desde el momento en que la denunciada decide realizar tales manifestaciones públicas, ella misma se sitúa extramuros del amparo constitucional" por lo que no puede quedar en la impunidad.

"En primer lugar, porque si eso fuese cierto el Ministerio Fiscal debería investigar para depurar las responsabilidades a que haya lugar en el ámbito institucional; y en segundo lugar, porque de confirmarse que se trata de manifestaciones vertidas públicamente con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, y/o lesionan gravemente la dignidad de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, debería recibir el paliativo penal del ius puniendi que evite que personas como la denunciada, ávida de notoriedad pública, al hacerse su propaganda en la televisión a costa de la difamación, pueda erosionar el crédito y la mejor valoración que los ciudadanos tienen de la Policía Nacional", añaden desde el sindicato.

Imprimir