hospimedica2

Las exposiciones que se pueden visitar en Madrid durante esta Semana Santa

exposicion

No se puede salir de la Comunidad, es verdad, y tampoco hay procesiones, pero se pueden hacer tantos planes en la ciudad de Madrid que estos días festivos son una buena oportunidad para tachar de tu lista todos esos debe que te faltan. Sin ir más lejos, estas son algunas de las exposiciones más atractivas que podrás ver.

Especialmente destacable es el hecho de que, por primera vez desde el siglo XVI, se podrán ver en España las pinturas mitológicas que Tiziano pintó para el rey Felipe II entre 1553 y 1562, gracias a la colaboración excepcional entre el Museo Nacional del Prado, que conserva Venus y Adonis (1554), la National Gallery de Londres y las National Galleries of Scotland que conservan, de forma compartida, Diana y Acteón y Diana y Calisto (1556-59), y el Isabella Stewart Gardner Museum que conserva El rapto de Europa (1559-62). A estas cuatro obras se unirán la Dánae de la Wellington Collection, que fue identificada recientemente como la primera de la serie, y el Perseo y Andrómeda de la Wallace Collection completando así la serie que el propio Tiziano denominó "Poesías" y que se encuentran entre las más importantes de su producción.

En el Jardín Botánico (Plaza de Murillo, 2) puedes aprovechar un delicioso paseo mañanero entre sus ejemplares para ver la exposición La Sal, de Carmen Laffón (Sevilla, 1934) que ofrece una completa muestra de la trayectoria de esta autora fundamental del arte español, con una selección de medio centenar de obras realizadas en los últimos años, en diálogo con obras de sus etapas anteriores.

En la Sala Fundación MAPFRE Recoletos (Paseo de Recoletos, 23, Madrid) están abiertas dos exposiciones: Jawlensky. El paisaje del rostro y la de la fotógrafa japonesa Tomoko Yoneda.

El ruso Alexéi von Jawlensky (1864-1941) desarrolló la mayoría de su carrera en Suiza y Alemania, donde, en contacto con Kandinsky su círculo, se convierte en uno de los protagonistas del movimiento expresionista a través de la Nueva Agrupación de Artistas de Múnich y de su relación con el grupo El Jinete azul. Pionero en el desarrollo de una pintura que camina hacia la abstracción, Jawlensky representa una y otra vez el rostro a la búsqueda de una imagen "esencial", invisible, en una indagación que remite al icono ruso y su significado.

La exposición recorre la trayectoria del pintor hasta sus últimos años en Wiesbaden, con una selección de obras que supera el centenar y ofrece un recorrido cronológico a través de seis secciones, al tiempo que establece puntualmente un diálogo con piezas de distintos artistas con los que compartió inquietudes e intereses. Entre estos otros autores se cuentan los franceses Henri Edmond Cross, André Derain, Henri Matisse, Maurice de Vlaminck, Marianne von Werefkin, Gabriele Münter o Sonia Delaunay.

La fotógrafa Tomoko Yoneda, ofrece una amplia panorámica de su obra que, hasta el momento, no había sido objeto de una muestra individual tan extensa en Europa. El recorrido, compuesto por más de cien imágenes, incluye sus últimos trabajos, como Correspondencia. Carta a un amigo, Diálogo con Albert Camus o Cristales. En los dos primeros, identifica, a través de sus imágenes, los distintos emplazamientos, tanto en Argelia como en Francia, donde vivió y escribió el Premio Nobel, cuyo trabajo coincide en parte con el de Yoneda, pues se basa en la denuncia de la injusticia a nivel global, así como en la reparación del daño a través de su obra. En el último, muestra los cristales de hielo que se forman a bajas temperaturas, a través de una serie de fotografías en blanco y negro realizadas por la artista en Finlandia.

Resultado de un encargo específico de la Fundación, y en relación con otros proyectos de la propia Yoneda, el año pasado viajó hasta España para registrar algunos de los lugares donde se produjeron las más cruentas batallas de la Guerra Civil (Brunete y Jarama), así como distintos objetos personales del poeta Federico García Lorca, que se conservan en su fundación en Granada.

En CaixaForum (Paseo del Prado, 36) está programada la exposición de diseño El universo de Jean Prouvé, Arquitectura, Industria y Mobiliario, que sigue los comienzos de Jean Prouvé como herrero, sus primeros trabajos con arquitectos como Eugène Beaudouin y Marcel Lods, Le Corbusier y Pierre Jeanneret, hasta sus creaciones de mobiliario para comunidades y sus edificios prefabricados.

El Museo Sorolla (Paseo del General Martínez Campos, 37), además de su deliciosa colección permanente de obras del pintor, expone temporalmente Poéticas de una casa. Fotografías de Lluis Casals. El fotógrafo nos muestra el alma de la casa que habitaron Sorolla y su familia a a través de los objetos que acompañaron la existencia, sus recuerdos, sus vivencias, sus espacios y rincones... A través de sus fotografías nos transmite con perfección la atmósfera de esta casa detenida en el tiempo.

También es una buena oportunidad para descubrir museos como el Lázaro Galdiano, en su imponente edificio de la calle Serrano 122, que cuenta con obras maestras de Goya, El Bosco, Velázquez, Constable, Murillo.. Concierta una visita guiada por sus colecciones de artes decorativas.

Otro lugar encantador de la capital es el Museo del Romanticismo, (Calle de San Mateo, 13) con su bonito patio y café para merendar que tiene programada una curiosa exposición sobre el bicentenario del inicio del Trienio Liberal (1820-1823), un breve pero trascendental paréntesis constitucional en medio del reinado absolutista de Fernando VII. Se centra en las imágenes alegóricas de la carta magna de 1812, la Pepa, jurada por el monarca, y que se plasmaron en abanicos, estampas o cajas.

Poco conocido, el Museo Nacional de Artes Decorativas en la calle de Montalbán, 12, es una joya que ofrece la exposición Esperanza y utopía. El diseño entre 1900 y 1939 sobre el inicio del concepto moderno de diseño y, con él, el desarrollo del denominado Movimiento Moderno.

Esta exposición presenta una mirada a la historia del diseño, con la búsqueda de una nueva estética basada en el funcionalismo, el racionalismo, y la objetividad; la producción seriada; el diseño de la identidad nacional; la higiene y la salud; o el diseño por y para una nueva mujer. La presencia de la Bauhaus, cuyo centenario se celebra en 2019, resume y subraya los debates de este primer tercio del siglo XX.

Entre los hitos expositivos presentes en esta muestra destacan un prototipo de la silla Barcelona de Mies van der Rohe, la silla rojo-azul de Rietveld, el ventilador de Behrens o la butaca modelo B-301 de Le Corbusier, Charlotte Perriand y Pierre Jeanneret.

Y por último, el teatro Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa, en la Plaza de Colón, presenta dos interesantes exposiciones: Carlos Saura y la Danza recrea el universo creativo en torno a la danza del reconocido cineasta Carlos Saura a partir de su archivo - fotografías, dibujos, fragmentos de cine y teatro, fotosaurios (fotografías pintadas), guiones, manuscritos, fotografías de rodaje, carteles, materiales documentales, etc.- nunca expuestos al público de forma retrospectiva y temática, en torno a la danza. En la prolífica trayectoria de Carlos Saura de más de seis décadas de trabajo, el cine de danza ocupa un destacado lugar. En su haber, películas como "Bodas de Sangre" , con Antonio Gades; Carmen (1983), -que obtuvo una nominación a los Oscar-, y El amor brujo (1986).

Tibet. Una cultura amenazada, de Ángel López Soto, muestra en imágenes cómo tras la invasión china del Tíbet, que se consolida en 1959, la cordillera del Himalaya se convierte en testigo fiel del éxodo del pueblo tibetano.El fotógrafo explora durante más de dos décadas varios países de la región del Himalaya, Norteamérica y Europa, realizando un seguimiento del destierro obligado de los casi 150.000 tibetanos en el exilio.Paisajes imposibles, monasterios, templos, lugares de peregrinaje del budismo, presos políticos, el Dalái Lama y la vida en el exilio son los protagonistas de las imágenes y textos que componen esta muestra.

ACCESO FUENTE 


Imprimir   Correo electrónico