hospimedica2

Bebidas que te suben el colesterol y no lo sabes

CAFE

Hay ciertas bebidas que consumimos de forma habitual, ya sea por costumbre o por capricho, que no son nada buenas para el colesterol. Lo cierto es que más de las que creemos no son sanas para el cuerpo, y es importante saber cuáles son para comenzar a reducirlas, o eliminarlas por completo de la vida diaria.

Como todo, un poco de cierto alimento o bebida está bien, pero los excesos nunca traen nada bueno, y hay que estar prevenido. Si mantienes una buena dieta, pero abusas de ciertas bebidas como los refrescos o el café, probablemente no estés haciendo mucho por tu cuerpo. A continuación, descubre qué es lo que hace tanto daño como para que tu colesterol aumente, no te va a gustar.

EL CAFÉ 

Sí, el café puede hacer que tu colesterol aumente, al igual que los triglicéridos, las enzimas hepáticas además de que puede producir osteoporosis. Aunque esto depende de los genes y el modo de vida que se lleve, actividad física y dieta. En general, todos los alimentos tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, en lo que se refiere a la parte buena del café, es un antiinflamatorio y tiene propiedades antioxidantes.

Pero, está bebida contiene cafesol, un compuesto que eleva el colesterol secuestrando un receptor en el camino intestinal crítico a su regulación. Es más, este agente es el elevador de colesterol más potente conocido entre los alimentos. Los que tienen niveles más altos de este compuesto con el café de prensa francés, poción escandinavo hervido y el café exprés. Según varios estudios, se ha indicado que el consumo de cinco tazas de café al día durante cuatro semanas, eleva el colesterol en sangre entre un 6 y un 8 por ciento.

EL ALCOHOL 

A día de hoy, se siguen realizando multitud de estudios acerca de si el alcohol es bueno o no para la salud. Y es que se sabe y se ha comprobado que tomar una copa de vino al día, tiene bastantes beneficios, pero es lo que tiene el consumo moderado. Ciertos alimentos y bebidas, en cantidades pequeñas y correctas, pueden aportar cosas buenas al cuerpo. El problema viene cuando llegan los excesos, pues se deja de tener el control.

Consumir en exceso alcohol tiene efectos nocivos para la salud, pues puede dañar al corazón, el cerebro y el hígado, además de que puede hacer aumentar la presión arterial y los triglicéridos. Como tal, el alcohol no tiene colesterol, exceptuando el licor de huevo y los licores cremosos. Pero lo que sí tiene, es una gran cantidad de calorías, y es por ello que tiene un efecto directo sobre los triglicéridos.

LA CERVEZA

Con la cerveza sucede lo mismo que con el resto del alcohol en general. Se dice que después del agua, es la bebida que mejor hidrata y refresca el cuerpo, claro está, en su justa medida. Según varios estudios, se ha demostrado que su consumo moderado tiene efectos positivos para la salud cardiovascular. Al parecer, ejerce un efecto protector que previene la aparición de arteriosclerosis.

Un detalle a tener en cuenta para que verdaderamente la cerveza sea tan buena, es que tiene que ser sin alcohol. Por no hablar de que tiene que consumirse de forma moderada, además de ir acompañada de una buena dieta y ejercicio diario. De esta forma, se concluye que la cerveza, sin alcohol, no tiene por qué ser excluida.

LOS REFRESCOS 

Es de manual que las bebidas azucaradas son las grandes enemigas de la salud, pues causan diabetes, obesidad, además de otras enfermedades crónicas. Pero hay algo que no muchos saben, y es que también pueden hacer subir tu colesterol. Según informó el Colegio Americano de Cardiología, el hecho de que haya aumentado el número de casos de enfermedades cardiovasculares se debe sobre todo al consumo de comidas, dulces y bebidas como los refrescos que suben el colesterol y el azúcar en sangre.
 

La glucosa que contienen está lista para ser usada, y esta circula por todo el cuerpo para actuar cuando sea necesario. Pero si se recibe en exceso, se satura en la sangre y el cuerpo se ve obligado a almacenarla. Es en este momento cuando los azúcares viajan hasta el hígado para convertirse en ácidos grasos, la mejor forma de almacenar ‘combustible’ en el organismo. Los azúcares refinados usados en los refrescos se convierten en lipoproteínas de baja densidad, conocido como colesterol ‘malo’.

LA LECHE ENTERA

Por último en este recopilatorio de las bebidas que te suben el colesterol, está la leche entera. Las abuelas siempre lo han arreglado todo con un buen vaso de leche calentita, pues se creía en los muchos beneficios que esta podía tener. Pero no son pocos los estudios que se han realizado. Es por algo que siempre se ha recomendado a las personas con colesterol alto, pasarse a la leche semidesnatada o desnatada, ya que no contienen las grasas saturadas de la entera.

A partir de ahora, si sabes que padeces de colesterol alto, acude a tu médico o nutricionista en primer lugar, y habla sobre tu nueva dieta, y excluir la leche entera por otra más ligera, en la que no haya grasas saturadas.

ACCESO FUENTE


Imprimir   Correo electrónico