hospimedica2

Como subir las defensas a través de los alimentos

alimentos

Lo fundamental es alimentar tu cuerpo con las proteínas, vitaminas, grasas y minerales que necesita y disminuir el consumo de azúcares y de alimentos altamente procesados

Fortalecer el sistema inmunitario y subir las defensas del organismo es clave para prevenir el desarrollo de algunas enfermedades. Si consigues tener unas defensas fuertes, ayudas al cuerpo a reaccionar cuando algo va mal, por lo que es muy importante seguir una dieta nutritiva. Más allá de si cuentas calorías o no, lo fundamental es alimentar tu cuerpo con las proteínas, vitaminas, grasas y minerales que necesita y disminuir el consumo de azúcares y de alimentos altamente procesados.

Y si acompañas una dieta saludable con unos buenos hábitos que tengan en cuenta la practica de alguna actividad física, evitas el tabaco, el alcohol y tomas unos minutos de sol al día reforzarás tus defensas. A continuación algunos elementos que ayudan a subir tus defensas.

Jengibre

Las propiedades medicinales del jengibre son abundantes y entre ellas se encuentra la de reforzar el sistema inmunológico.

Yogur

Una manera de subir las defensas es cuidando del aparato digestivo en el que viven un montón de bacterias muy necesarias para prevenir gripes y resfriados.

Vegetales de hojas verdes

Brócoli, acelgas, espinacas… que son ricos en aminoácidos, en ácidos grasos omega y fibra, sustancias necesarias para fortalecer el sistema inmunológico.

Cítricos

Los alimentos cítricos como la mandarina, el kiwi, la lima o el limón son la fuente más socorrida de vitamina C, una vitamina fundamental para reforzar las defensas.

Ajo y cebolla

Contienen propiedades antibacterianas y antivirales que ayudan a combatir infecciones respiratorias y ayudan a las defensas.

Champiñones

Los champiñones y los hongos y setas en general, son ricos en vitaminas del grupo B, riboflavina y niacina ideales para reforzar las defensas.

ALIMENTOS A EVITAR

Abandona el azúcar añadido. El consumo de azúcar favorece la aparición de virus, bacterias y otros agentes patógenos.

Deja el alcohol. El abuso de alcohol acaba reduciendo los nutrientes y frena la multiplicación de glóbulos blancos.

ACCESO FUENTE 


Imprimir   Correo electrónico