El ministro de Interior y la directora general de la Guardia Civil supervisan el nuevo avión que "refuerza" la vigilancia marítima

Guardia Civil

marlaska avion guardia civil

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, han visitado este lunes las instalaciones del Servicio Aéreo en Torrejón de Ardoz (Madrid), donde han conocido de primera mano las 44 aeronaves del instituto armado, entre ellas el nuevo Super King Air 350i que "refuerza la vigilancia marítima desde hace un mes".

La nueva aeronave alcanza los 578 kilómetros por hora y está dotada de equipos de última generación de localización, detección y seguimiento de objetivos, según ha destacado el Ministerio del Interior. Además, el avión incorpora un sistema de misión con un radar y una cámara optrónica.

La última incorporación del Servicio Aéreo de la Guardia Civil tiene una autonomía de vuelo de 3.345 kilómetros, pudiendo volar a una altura máxima de 35.000 pies --10.668 metros--. Este avión será la tercera incorporación al Grupo de Ala Fija del Servicio Aéreo, que en la actualidad ya cuenta con otros dos aparatos, modelo CN-235.

MISIONES EN EL EXTERIOR Y POR LA COVID

Desde su creación en el año 2008, el Grupo de Ala Fija ha realizado diferentes misiones, tanto en territorio nacional como en Mauritania, Senegal, Italia o Grecia, habiendo superado las 11.700 horas de vuelo.

Aparte de estos aviones, el Servicio Aéreo de la Guardia Civil cuenta con 41 helicópteros (16 BO105, 8 BK117, 13 EC135 y 4 AS365), los cuales prestan servicio en todo el territorio nacional, así como en el Destacamento de Mauritania.

La sede del Servicio Aéreo de la Guardia Civil (SAER) está situada en el término municipal de Torrejón de Ardoz (Madrid). Se encuentra dentro del recinto del Instituto Nacional de Técnicas Aeroespaciales (INTA), colindante con las instalaciones pertenecientes a la Base Aérea del Ejército de Aire.

Desde la creación en 1974 de la Sección de Helicópteros de la Guardia civil, el SAER ha venido empleando medios aéreos en múltiples servicios. En respuesta a las necesidades que han ido apareciendo desde su creación, la Guardia Civil se ha ido dotando de helicópteros capaces de desarrollar misiones de rescate, vigilancia, seguridad y transporte. Dispone también de aviones de vigilancia lejana.

Durante el estado de alarma, el Servicio Aéreo ha tenido un papel "imprescindible", según ha recordado Interior, "ya que ha garantizado todo el suministro de material médico a las Islas Canarias", además de ser "un elemento clave en la vigilancia vía aérea de las restricciones de movilidad".

Imprimir