hospimedica2

Interior cesa al General Garrido, Jefe de la Zona de Cataluña

pedro garrido

El general Garrido estaba en el punto de mira del independentismo tras su discurso de 2019 en el que defendió las actuaciones policiales contra los CDR o en la causa judicial del 1-O. Definió la llamada "revolución de las sonrisas" como un "rictus que disimula el odio"

El Boletín Oficial del Estado ha publicado este miércoles la decisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de cesar en su cargo al general jefe de la Guardia Civil en Cataluña, Pedro Garrido Roca, al pasar a la situación de reserva. El general estaba en el punto de mira del independentismo desde que en 2019, durante su discurso en el acto de la patrona del cuerpo, aseguró que la operación contra personas vinculadas a los CDR de unas semanas antes demostraban que "la pretendida revolución de las sonrisas" se convierte en "el rictus que disimula el odio".

Además, destacó el "trabajo de investigación objetivo, riguroso y exhaustivo" y "sin tregua" de la Guardia Civil respecto a los posibles delitos del 1-O, cuya sentencia del Tribunal Supremo se conocería días después, y añadió que esta resolución haría referencia a "actuaciones criminales supuestamente cometidas por personas relevantes de las instituciones autonómicas para llevar a cabo un proyecto secesionista para Cataluña". Sus palabras provocaron que representantes de los Mossos d'Esquadra y del Departamento de Interior de la Generalitat abandonasen el acto como protesta.

Año y medio después, el ministro ha firmado el cese de Garrido como general de Brigada jefe de la Séptima Zona, con efectividad de 31 de marzo de 2021, "al pasar a la situación de reserva por cumplir los cuatro de años de permanencia en el empleo". Fue fue nombrado a mediados de 2018 nuevo jefe en sustitución de Ángel Gozalo, que estaba en el cargo desde 2012 y que fue ascendido a teniente general para incorporarse a los servicios centrales del Instituto Armado en Madrid. Con anterioridad Garrido ocupó la jefatura de la Secretaría de Cooperación Internacional, así como la de los servicios de Costas y Fronteras.

En su intervención en el cuartel de Sant Andreu de la Barca en octubre de 2019, Garrido aseguró que "enfrenta a todos a la realidad de que las pretendidas sonrisas revolucionarias se convierten, con más facilidad de la que se podría pensar o desear, en tan solo el rictus que disimula el odio y la mezquindad capaz de generar destrucción, dolor y sufrimiento bajo la justificación de la defensa de una causa que la ley no contempla", en relación con la operación policial días antes en la que se detuvo a nueve miembros de CDR que presuntamente tenían explosivos y objetivos localizados para atentar.


Imprimir   Correo electrónico