hospimedica2

GUARDIAS CIVILES SIN PODER VISITAR A SUS FAMILIAS

58 desconfinamiento

La trayectoria profesional de un Guardia Civil, va ligada con varios sacrificios en la vida personal y profesional, los cuales aceptamos con agrado por nuestra vocación de servidores públicos.

Desde el principio de la declaración el estado de emergencia por esta fatídica pandemia, muchos compañeros que se encuentran destinados en provincias diferentes a las de residencia de su familia (cónyuges, parejas, hijos….), no han podido visitarlas, por lo que desde APROGC queremos mandarles un gran abrazo, esperando que les sirva de estímulo para continuar con la gran labor que están desarrollan a diario.

La responsabilidad para con la ciudadanía en estos momentos de crisis sanitaria, va ligada de alguna manera a la corresponsabilidad con nuestras familias, algo que desde APROGC venimos reclamando desde su inicio, sin que por este motivo hayamos dejado de prestar nuestro servicio con total y plena disponibilidad.

Desde APROGC venimos reclamando que puedan visitar a sus familias, aunque entendemos que en estos momentos prima la salud de todos, al recibir la Instrucción de nuestra Dirección General por la que se aprueban las medidas de reincorporación progresiva del personal de la Guardia Civil, no hemos podido más que acordarnos de ellos, y pedir que se les facilite el desplazamiento lo antes posible para que puedan visitar a sus familias, con las medidas sanitarias adecuadas. Nuestros compañeros, cuando se trata de extremar medidas de seguridad, lo hacen con la misma responsabilidad que otros colectivos a los que se les está permitido desplazarse.

De igual modo, y como ya venimos reclamando desde principios del mes de mayo, pedimos que nuestros compañeros tengan por parte del Mando Único establecido para la gestión del estado de alarma, el mismo reconocimiento económico que alguna Comunidad Autónoma ha previsto para los miembros de policías autonómicas, pues no entenderíamos otra nueva discriminación a las ya existentes en este sentido hacia los guardias civiles, que nunca han escatimado en los esfuerzos que sus conciudadanos le reclaman desde hace ya 176 años.


Imprimir   Correo electrónico