hospimedica2

La equiparación salarial es un derecho reivindicado desde hace más de 30 años por Policías y Guardias Civiles y el cual ningún Gobierno puede asumir como propio.

logo igc con texto

Por parte de IINDEPENDIENTES DE LA GUARDIA CIVIL (IGC), consideramos que la equiparación salarial entre las Fuerzas de Seguridad en un derecho de justicia y que llevamos  esperando desde hace más de tres décadas. Así mismo, mostramos nuestra preocupación a que pueda utilizarse el consecuente derecho como algo propio de una estrategia política.

El tercer tramo de la mal llamada equiparación salarial estaba pendiente de ser efectivo, estando las cantidades asignadas a espera del acuerdo entre las diferentes asociaciones de la Guardia Civil y la DGGC; así como con los diferentes sindicatos de nuestros compañeros de la Policía Nacional, para establecer el modelo de reparto del presupuesto aprobado. Tras la comunicación del Gobierno de la decisión de no aprobar los Presupuestos Generales 2020, una vez más nuestros compañeros estaban a la espera de que tan ansiado derecho se hiciese efectivo.

Aun así no entendemos como este derecho tan ansiado no ha podido realizarse hasta ahora, a pesar de ser solicitado reiteradamente, y de repente de un día para otro se comunique su efectividad de manera sorpresiva e inesperada; y tampoco olvidamos que este Gobierno consideraba a las Fuerzas de Seguridad un gasto superfluo, mientras hasta la fecha y a pesar de la crisis sanitaria por el COVID-19, seguía habiendo presupuesto para otros menesteres nada urgentes, como pueden ser las asignaciones a partidos políticos entre otras; y nunca para la equiparación salarial de las Fuerzas de Seguridad.

También recordamos al Ministerio de Interior, ante el anuncio del tercer tramo de la equiparación, que aún seguimos a la espera del prometido pago de la PRODUCTIVIDAD POR OBJETIVOS “Bufanda”, que supuestamente se iba hacer efectivo a principios de enero, y también de los atrasos de productividad de la subida salarial de tramos anteriores que también se nos prometió y que nunca se han hecho efectivos, es por consecuente que siempre se olvida a las Fuerzas de Seguridad en solicitudes en las que se necesita menos presupuesto, y sin embargo se anuncia la efectividad del tercer tramo cuyo presupuesto es muy superior, lo que indica algo ilógico y contradictorio por parte del Ministerio del Interior.

Este es el motivo por el que esta Asociación quiere mostrar públicamente su preocupación por el que se pueda utilizar un derecho tan justamente reclamado por las Fuerzas de Seguridad y más que merecido, como una estrategia política desde el Ministerio del Interior, debido a la decisión de anunciar su publicación apenas unas horas después del cese del Coronel Pérez de los Cobos por cumplir fielmente con su deber, y aún después de que nuestro Director Adjunto se viese obligado a dimitir para salvar el Honor de este Cuerpo ante las circunstancias políticas que últimamente se ha visto envuelto el Cuerpo de la Guardia Civil.

A IGC también le preocupa que se pueda utilizar un derecho tantas veces prometido por varios Gobiernos y nunca cumplido por ninguno, para que actualmente sea una herramienta diseñada con el fin de “calmar las aguas” entre el Cuerpo de la Guardia Civil y el Ministerio del Interior, siendo de mencionar que la Guardia Civil lleva 176 años al servicio del Estado y de la ciudadanía, habiendo sobrevivido a tiempos convulsos en la historia de España, y siempre gracias al legado de su fundador el Duque de Ahumada, es por ello que pedimos que no se involucre a este grandioso Cuerpo con posibles estrategias políticas y no se quiera mostrar una imagen a nuestros ciudadanos contraria a la verdadera realidad.

Nuevamente recordamos al Gobierno, y especialmente al Ministerio del Interior, que la Guardia Civil no es una policía política y que su función es preservar la seguridad y derechos de los Ciudadanos, y SIEMPRE leales a la LEY, a ESPAÑA, a la CONSTITUCIÓN y a su MAJESTAD EL REY, y ninguna comunicación de proyecto de equiparación trastocara la actual situación ni mucho menos se permitirá que la misma pueda manchar el honor de la Guardia Civil, pues el honor ni se compra ni se vende, y como bien decía nuestro fundador, “el Honor es nuestra principal divisa y una vez perdido no se recupera jamás”.

Por todo ello, IGC como Asociación que tiene por costumbre expresar públicamente las dudas, sentimientos y preocupaciones que invaden a la gran parte de nuestros compañeros:

SOLICITAMOS al Ministerio del Interior que no se intente relacionar un derecho reivindicado desde hace más de tres décadas con la actual situación de tensión política en la que se está viendo involucrado el Gobierno.

Así mismo, consideramos que el anuncio y publicación de la denominada equiparación salarial en su Tercer Tramo, no se ha hecho en el momento oportuno, tanto por la situación económica como por las actuales relaciones controvertidas entre la cúpula de la Guardia Civil y el Ministerio del Interior, siendo DELEZNABLE si se intenta utilizar este derecho salarial como estrategia política, esperando fielmente que ello no sea la intención del Gobierno, y en consecuencia del Ministerio del Interior.


Imprimir   Correo electrónico