hospimedica2

La Asociación PROFESIONALES GUARDIAS CIVILES, manifiestan su repulsa por el cese del coronel Jefe de la Comandancia de Madrid

prueba logo

Desde Profesionales Guardias Civiles-PGC queremos manifestar nuestra total repulsa a las medidas totalitarias que está adoptando el Ministerio del Interior, con su responsable a la cabeza.

Condenamos la decisión arbitraria tomada por el responsable de este ministerio de cesar como responsable de la Comandancia de Madrid al coronel Pérez de los Cobos. La pérdida de confianza esgrimida por el ministro es la disculpa y la respuesta fácil a todos los puestos nombrados a dedo. En el caso de la Guardia Civil, este tipo de nombramientos deberían ser inexistentes o, en último caso, los mínimos, para garantizar nuestra neutralidad política.

Desde PGC pensamos en tres razones posibles para el cese del coronel Pérez de los Cobos: 1. La aparición en los medios de comunicación del incremento de la seguridad estática en la residencia del vicepresidente segundo, lo que deja en clara evidencia a este Gobierno por desviar recursos destinados a la seguridad ciudadana en beneficio de representantes políticos. Todo esto pudo haber generado una opinión negativa de la ciudadanía hacia nuestros gobernantes. 2. La falta de información al Ministerio de las pesquisas y diligencias practicadas por los componentes del equipo de Policía Judicial de Tres Cantos a requerimiento del Juzgado de Instrucción nº 51 de Madrid en torno a la manifestación del 8 de marzo de 2020 en Madrid, cuando existía una orden expresa de la magistrada titular de ese juzgado de darle cuenta únicamente a ella. 3. La dirección de la Operación Ícaro, en el referéndum ilegal de Cataluña del 1 de octubre por parte del coronel Pérez de los Cobos, podría ser también otro de los motivos para su cese. Todo esto, y ante las explicaciones dadas por el ministro, induce a pensar que el cese se ha producido de una forma totalmente arbitraria.

Por nuestra parte consideramos que el respeto a la legalidad vigente, tanto por parte de la ciudadanía como por la del Gobierno, debe ser uno de los pilares de la sociedad, así como la separación de poderes consagrada en nuestra Constitución. Cualquier desviación de estos principios supone una pésima imagen de los miembros de la Guardia Civil.

En cuanto a la dimisión del teniente general Laurentino Ceña, desconociendo los motivos reales y sabiendo su compromiso de permanencia en el cargo hasta que hubiese finalizado la actual situación de emergencia, solo podemos pensar que no estaba de acuerdo con instrucciones no ajustadas a derecho.

A ambos mandos les deseamos lo mejor en sus nuevas trayectorias y confiamos en que los nuevos responsables mantengan la misma integridad y convicciones que los que se van.

En otro orden de cosas, nos gustaría recordar que el último tramo de la equiparación salarial ya estaba firmado con anterioridad y, por lo tanto, no es ninguna dádiva ni acto graciable del actual ministro. Esperamos que un buen juez no se convierta en un mal ministro. PROFESIONALES


Imprimir   Correo electrónico