hospimedica2

La Guardia Civil en La Línea (XLIII): el Puesto de Príncipe Alfonso

Guardias civiles Puesto Principe Alfonso

En anteriores capítulos se ha ido exponiendo como la mayor parte de los puestos que tenía desplegados el Cuerpo de Carabineros en el término municipal de La Línea de la Concepción, pasaron a partir de 1940, a ser integrados, junto a sus plantillas, en el de la Guardia Civil.

En un importante número continuaron siendo operativos casi tres décadas más, si bien en unos acuartelamientos cuyas condiciones de habitabilidad y salubridad eran deficientes. Lamentablemente Carabineros y Guardia Civil padecieron dicho mal.

Por otra parte, hubo otros puestos que desaparecieron al reorganizarse el despliegue de la nueva 134ª Comandancia de Algeciras, creada por la Instrucción General núm. 3, de 20 de febrero de 1941, de la Dirección General de la Guardia Civil.

Aquella era prácticamente la 10ª Comandancia de Carabineros de Algeciras, que como consecuencia de la ley de 15 de marzo de 1940 y la aplicación de la ley de 4 de junio de 1940, sobre concesión de créditos al Ministerio de la Gobernación, fue transitoriamente reconvertida durante unos meses en la 66ª Comandancia Administrativa de la Guardia Civil.

Los dos puestos de Carabineros en La Línea que no tuvieron continuidad en la Guardia Civil fueron el de Santa Bárbara y el de Caballería. El primero vigilaba 1.900 metros de costa comprendidos desde el antiguo baluarte que le daba nombre hasta la carretera que conducía a la colonia británica de Gibraltar, “a lo largo de la alambrada por el campo exterior”. Su plantilla estaba constituida por un brigada, un carabinero de 1ª clase y ocho de 2ª clase, que habitaban en la casa-cuartel que entonces existía junto a la aduana, ubicada donde hoy se encuentra la plaza de la Constitución, así como en viviendas particulares.

Y el segundo estaba formado por un cabo y cinco carabineros de caballería, que se alojaban igual que los anteriores. El ganado lo estaba en la ciudad y a sus expensas. Pertenecían a la suprimida sección de caballería de San Roque que tenía su fuerza distribuida en los puestos de Algeciras, San Roque, La Línea y Tarifa. Al entrar en vigor del decreto de 28 de septiembre de 1935, por el que se reorganizó el Cuerpo de Carabineros, pasaron a integrarse en los puestos de su residencia. Prestaban habitualmente servicio durante la noche, “en el Campo Interior de las Banquetas, de San Felipe, Santa Bárbara, y por la retaguardia de las alambradas para impedir que éstas sean cortadas”.Otros, cambiaron años después de nombre como fue el caso del puesto del Cachón de Jimena. Éste se trataba de un puesto de playa que tenía encomendada la vigilancia de 1.740 metros de costa, comprendidos entre la Escalereta del arroyo de Cachón de Jimena, por levante, y Punta Mala, por poniente. Tenía una potente plantilla integrada por un brigada, dos cabos, un carabinero de 1ª clase y veinte de 2ª clase. Su acuartelamiento tenía ocho pabellones para casados y sala para siete solteros. El resto del personal se alojaba lo mismo que los anteriores. Tal y como se decía en el Escalafón General del Cuerpo de Carabineros, editado en 1936, se trataba de un puesto de mucha responsabilidad por la poca distancia que había de la lengua del agua a las casas y la proximidad del Peñón. Dicha circunstancia facilitaba que los alijos del contrabando procedente de la colonia británica, pudieran ser rápidamente desembarcados e introducidos en algunas de esas viviendas, lo cual obligaba a que las postas de vigilancia estuvieran mucho más cerca entre sí que en otras zonas.

A pesar de que su demarcación pertenecía casi íntegramente al término municipal de San Roque, dependía del capitán jefe de la 2ª Compañía de La Línea de La Concepción, estando encuadrado en la 2ª Sección de San Felipe, junto a los puestos de San Felipe, y del Espigón, con el que limitaba por levante.

Durante las dos décadas siguientes mantuvo el nombre hasta que se le cambió su denominación por el de Príncipe Alfonso, debiendo ese nombre al antiguo hotel y puente situados en sus inmediaciones.

En 1965 se encontraba al frente del puesto el sargento Francisco Ferrera Álvarez, constituyendo la fuerza del mismo el cabo 1º José Rodríguez Corrales y los guardias de 2ª clase Ángel Vicente Valle, Francisco Martín Martí, Eugenio Costumero Periáñez, Cristóbal Marín Rojas, Antonio Ballesteros Muñoz, Anastasio Granero Carbonell, Martín Ahedo Camarero, Antonio Vilchez Sánchez, Manuel Jiménez García Muñoz, José Martín Álvarez Tejero y Juan García Torres.

El 25 de octubre de 1968, con motivo de la 2ª fase de reorganización de la 262ª Comandancia de Algeciras, los 185 metros de su demarcación más cercanos a La Línea fueron asumidos por el de San Felipe, que a su vez absorbió al de El Espigón, así como otros 350 metros de playa del también suprimido puesto de Alambradas. Pero su historia no termina aquí …

JESÚS N. NÚÑEZ CALVO

Coronel Guardia Civil y Doctor en Historia


Imprimir   Correo electrónico