¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

HEMEROTECA: La guardia civil Charo perteneciente a la 1ª Promocion de mujeres, es hija, esposa y madre de miembros del Cuerpo

image content 19052232 20170625215946

La guardia civil Charo es hija, esposa y madre de miembros del cuerpo. Entró con 18 años en la primera promoción de mujeres de la Guardia Civil de Baeza, en 1988. Al principio el recibimiento de sus compañeros fue frío, aunque después mejoró... excepto en lo relativo a las esposas de guardias civiles de más edad, a las que no hacía gracia que trabajara junto a sus maridos y no lo disimulaban.

«Entré con 18 años en la primera promoción de mujeres de la Guardia Civil, en 1988. Mi padre Francisco era subteniente. Conocí a mi marido, Jose, en la Academia y él también es Guardia Civil (actualmente retirado). Mi hija Laura es teniente». Y no son los únicos uniformes verde oliva en la familia de esta agente de 47 años: todos los tíos de Charo lo son (el hermano de su padre y de su madre y los maridos de sus tías). Incluso tiene dos sobrinos más en la Benemérita.

Los primeros pasos de Charo con el uniforme, no fueron fáciles. A ella le hubiera gustado hacer la mili, pero en los mágicos años 80 ese Cuerpo tan masculino estaba en plena –y lenta– transformación. De la noche a la mañana admitieron mujeres.

Entonces ella, con 18 años, decide decirle a su padre, un señor de uniforme y ademanes que lleva del cuartel a la casa, las palabras mágicas: «Papá, quiero ser Guardia Civil». No le cayó la negativa que esperaba. Al contrario: «Se volcó conmigo lo más grande y le saltaron las lágrimas», recuerda. Gracias a su gran apoyo ella pasó las pruebas físicas. Francisco se puso a correr con Charo todos los días.

Porque para el examen de ingreso Charo estudió lo que no había estudiado en el Instituto, a base de termos de café de su madre. Eso sí, pasada la primera emoción, el progenitor advertía: «Hija, que tienes 18 años y donde vas nada más que hay hombres».

Efectivamente, en la academia conoció a su futuro esposo. Con él se fue nada más licenciarse a la Operación Verano. Mallorca no es un destino de relax para los guardias civiles. «Me tocó el peor sitio. Un puesto en el foco del turismo barato, con broncas todas las noches», explica Charo.

En septiembre la pareja es destinada a la provincia de Palencia –la de la P–. En sendos pueblos a 40 kilómetros de distancia y con unas ordenanzas más estrictas que ahora y que dificultaban que se vieran en su tiempo libre. «Tenía que dar muchas explicaciones», rememora Charo.

«De aquella época, en el pueblo de Paredes de Nava, recuerdo el pabellón que me adjudicaron sin agua caliente, algunos cristales de las ventanas rotos y con el pabellón de solteros para ducharme en los primeros días.

También del recibimiento al principio frío de sus compañeros, aunque después mejoró... excepto en lo relativo a las esposas de guardias civiles de más edad, a las que no hacía gracia que trabajara junto a sus maridos y no lo disimulaban.

Tras varios avatares, Charo recaló en Sevilla en 1994 con una hija de año y medio y su marido en 1999. No fue fácil que coincidieran.

La pequeña Laura, hoy de 24 años, va creciendo y a los 15 años expresa un deseo que le suena mucho a Charo: «Mamá, me quiero presentar a la Academia General».

El padre de Charo murió cuando su nieta cursaba el primer año de Academia. Desde la entrada en vigor del plan Bolonia puede cursar la carrera allí: Ingeniería para la Seguridad. Laura ya está licenciada y entusiasmada por poder trabajar montada en moto. Está destinada en un pueblo de la provincia de Burgos, pero como teniente y con un gran número de agentes, aproximadamente un centenar, a sus órdenes.

http://elcorreoweb.es/sevilla/mama-quiero-ser-guardia-civil-CH3108051

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día