hospimedica2

El SEPRONA de la Guardia Civil de Madrid detiene a una persona por sustraer agua de manera ilegal

2 seprona guardia civil

El detenido sustraía el agua utilizando un camión que ocultaba una cisterna y lo vendía a empresas que estaban ejecutando obras en Madrid. Cogía el agua del suministro habilitado para emergencias situado en polígonos de  San Fernando de Henares, Torrejón de Ardoz o Vicálvaro. Se estima que podría haber realizado cargas que superan los 9200 metros cúbicos de agua

15 de julio de 2021.-  Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Comandancia de Madrid, han detenido a una persona por sustraer de manera irregular agua de hidrantes habilitados para el uso de emergencias en  zonas industriales de San Fernando de Henares,Torrejón de Ardoz o Vicálvaro (M).

La investigación se originó a raíz de una comunicación de la Sección del SEPRONA de Guadalajara que alertó de la venta de agua a obras situadas en la zona limítrofe con Madrid por parte de un transportista que no aportó la documentación perceptiva para acreditar la venta de agua.

Con los datos aportados, los Agentes del SEPRONA de Madrid iniciaron las oportunas indagaciones para localizar al transportista comprobando que esta persona disponía de un camión caja, descubriendo que en su interior albergaba una cisterna.

Durante las vigilancias a las que fue sometido, la guardia civil localizó un punto, concretamente una arqueta habilitada para la toma de agua de los Bomberos, situado en un polígono industrial de San Fernando de Henares, donde el investigado realizaba las cargas sin llamar la atención, ya que es un punto aislado y poco frecuentado por personas.

Con los datos obtenidos, los agentes realizaron una inspección en la empresa, localizando un contrato con la empresa que gestiona las aguas en la Comunidad de Madrid, el cual había expirado a finales de marzo del año actual. Así mismo se encontraron 50 vales que acreditaban que el ahora detenido había extraído y vendido el agua, sin tener los permisos oportunos.

De la toma de manifestación de los responsables de las obras que adquirieron el agua, se desprendió que esta persona acreditaba que se trataba de agua potable y apta para el consumo humano y por la que habría llegado a  ganar  con la venta  unos 126.000 €

Tras el análisis de la documentación se localizaron 32 vales que habían sido falsificados, presentado todos ellos la misma numeración. Estos hechos motivaron la detención de un ciudadano español de 63 años de edad por su presunta implicación en delitos contra la salud pública, falsedad documental, estafa y hurto.