¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

TODAS LAS NOTICIAS
CIRCULO AHUMADA

TODAS  LAS NOTICIAS CIRCULO AHUMADA

FELICITACION NAVIDAD
  CIRCULO AHUMADA

CIRCULO AHUMADA FELICITA LA NAVIDAD

REVISTAS
CIRCULO AHUMADA

solo portada 175 WEB copia

VISITA VIRTUAL  MUSEO
GUARDIA  CIVIL

GC MUSEO

 
 

¡¡VIVA LA GUARDIA CIVIL!!

guardia civil trafico.columnas 8

El común de los ciudadanos, tras interminables días de intenso calor, tiene su mayor deseo puesto en que suene el silbato de las vacaciones y dejar atrás obligaciones y responsabilidades para tomar su coche y ponerse en carretera.

Al salir a la autovía a todos nos asalta una sensación contradictoria. Por un lado, el deseo de no encontrarnos a la Guardia Civil en nuestro recorrido y poder llegar lo antes posible a nuestro destino sin incidencias. Por otro, si nos vemos atascados, presenciamos o, peor, estamos involucrados en un desgraciado accidente, la necesidad de que de manera inmediata aparezca la Guardia Civil.

De igual modo, con el calor han llegado los terribles incendios forestales y queremos que junto a los equipos de extinción aparezca el benemérito cuerpo a poner orden en el lugar y controlar la situación.

Si nuestra vida se desarrolla habitualmente en poblaciones alejadas queremos que exista un cuartel cercano de los “picoletos" para que proteja nuestra casa en estos días, pero durante todo el año también. Si hay cualquier suceso a la hora que sea de la noche ansiamos la aparición de la Guardia Civil: a detener al malo, a levantar el cadáver, a tomar declaraciones, a auxiliar a los damnificados, socorrer a los náufragos de las pateras y, allende nuestras fronteras, a participar en diferentes operaciones de seguridad siendo estandarte de eso que se llama la "Marca España".

Sería bueno que pensemos en qué condiciones realizan su trabajo aquellos en los que depositamos la custodia de nuestra seguridad

En los cuarenta años que van a cumplirse desde la muerte del dictador la Guardia Civil ha demostrado una inquebrantable lealtad al sistema democrático, con lo que sobre esa cuestión no hay más gaitas que tocar. Pero sí sería bueno que en lugar de que los discursos públicos sobre el Cuerpo se llenen de vacuas soflamas, racionalicemos y pensemos en qué condiciones realizan su trabajo aquellos en los que depositamos la custodia de nuestra seguridad.

La Guardia Civil viene quejándose en privado, ya que en público sus canales de expresión son limitados, de la escasez de los medios con los que cumple su servicio. Pocos efectivos que realizan servicios de larga duración, escaso tiempo de descanso, falta de medios materiales para cumplir su labor, como chalecos antibalas, vehículos, etcétera. También echan en falta un mayor grado de cualificación de sus efectivos: desde agentes que manejen idiomas para atender a los millones de turistas que nos visitan, pasando por efectivos suficientes adaptados a las nuevas técnicas de investigación que exigen los delitos sofisticados y así poder responder con eficacia a la permanente exigencia de la sociedad de más y mejor seguridad.

Si abordamos la faceta salarial del colectivo, tampoco salen bien parados. Un guardia recién salido de la Academia se acerca al mileurismo y tras 25 años de servicio, teniendo alguna especialidad (policía judicial, tráfico, etc.) y con un hijo a sus espaldas puede llegar a los 1.700 euros de sueldo. Evidentemente estos emolumentos hay que ponerlos en relacióncon la peligrosidad de la función desarrollada, la casi plena disposición del servicio y las condiciones generales en las cuales el trabajo se desarrolla.

La  tasa de suicidios en el Instituto Armado es tres veces superior a la del resto de la población. Ello consta en el informe estadístico que el Ministerio del Interior remitió al Congreso de los Diputados y, aunque no se entra a valorar las causas de este elevado índice de mortalidad, el dato es el dato.

Según los datos de Interior, la  tasa de suicidios en el Instituto Armado es tres veces superior a la del resto de la población

Como decía, su capacidad de reclamo es escasa. Hace unas semanas la Dirección General de la Guardia Civil abrió un expediente por falta grave a toda la dirección nacional de la asociación mayoritaria del Cuerpo que está en el Consejo de la Guardia Civil. El motivo del expediente es haberse ausentado del Consejo de la Guardia Civil por mostrar su desacuerdo con los derechos laborales de los guardias, los cuales, por su condición militar, ven mermados los cauces de reivindicación de sus condiciones laborales.

Por ello, sería conveniente que nuestros políticos se abstuvieran de tanta exaltación de un patrioterismo trasnochado, ¡viva la Guardia Civil!, y pensaran más en la función esencial que ejercen los miembros de la Benemérita al menos equiparando la defensa de sus intereses a la que practican con otros colectivos, como sanitarios, educadores, policías o bomberos.

Lo que los guardias civiles aportan al bien común exige compensaciones que van más allá de un grito, por muy sentido que sea, empezando por una suficiente dotación presupuestaria para el ejercicio de su cometido y la mejora de sus condiciones laborales. Un acto de justicia del que la principal beneficiada será la ciudadanía.

Álvaro Frutos

ZOMM NEWS

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

 

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día