¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

  • De sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.
  • Locales, para conservar por ejemplo los datos del proceso de reserva de pista (aplicación actualmente en construcción).
  • De Cookies, para gestionar el sistema de cookies según la elección del usuario en el banner de aceptación de todas las cookies o solo las propias necesarias. 

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

  • Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.
  • Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

 Notas adicionales

  • Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.
  • Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.
  • En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.
  • En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea.
  • Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando. 

LA ENSEÑANZA MILITAR DE FORMACIÓN

Index 50 esp

El factor que define la situación de los ejércitos cara a un futuro a largo plazo es la incertidumbre. La incertidumbre producida por un sinfín de circunstancias que, sin duda, serán definitivas en la construcción y funcionamiento de los ejércitos.

Dentro de estas circunstancias que marcarán el entorno operativo existe una certeza indiscutible que perdurará a través del tiempo. La importancia capital del factor humano. La guerra en todos sus niveles seguirá siendo una lucha de voluntades. El factor humano decidirá en definitiva el éxito o fracaso de las operaciones. Por supuesto que se tendrá que responder a todos los demás condicionantes, pero el único permanente seguirá siendo la importancia del combatiente.

Dentro de los factores de incertidumbre destaca la evolución tecnológica por su repercusión en la construcción de los ejércitos. Como es lógico todos los avances tecnológicos referidos al armamento, comunicaciones, inteligencia, etc, deben poder incorporarse a los ejércitos para aprovechar sus capacidades en busca de lograr las necesarias garantías de éxito.

También es muy importante para la construcción de los ejércitos la situación de “invierno demográfico” en la que está inmerso Occidente, y especialmente nuestra sociedad. Este estancamiento de la población influirá en la disponibilidad del personal humano que se pueda necesitar, tanto en cantidad como en calidad. Esta circunstancia y la evolución tecnológica abonan que, tras considerar el impacto de la tecnología en la guerra futura, sea necesario llegar a un equilibrio de las dimensiones humana y tecnológica en el ejército y, por supuesto en las unidades operativas.

Si se considera, por tanto, que dentro de ese entorno incierto y complejo que prevemos para el próximo futro el único elemento permanente y seguro es el combatiente, no cabe duda que para conseguir el éxito, se le deberá formar convenientemente.

Deberemos disponer de un combatiente que, sobre la base fundamental de su formación moral y sus valores, disponga de una formación multidisciplinar, optimice el uso de las nuevas tecnologías, etc.  

Para todo ello es absolutamente necesario un sistema de enseñanza que abarque toda la carrera del combatiente, desde su ingreso en el ejército hasta su salida. Es decir, mediante una enseñanza de formación y una de perfeccionamiento a lo largo de su carrera militar, sabiendo que el primer paso a decidir en la actual situación es equilibrar la ecuación humana con la tecnológica, debido a la influencia creciente que tendrá esta última.

Con respecto a la enseñanza militar de formación trataremos de referirnos a los tres niveles existentes: oficiales, suboficiales y tropa. Pero antes fijaremos unas premisas que consideramos permanentes.

Dada la capital importancia que en el caso de la formación del militar tiene su vertiente moral, consideramos necesario la existencia de los centros de enseñanza militar o Academias y que su estancia en ellas, por tiempo variable, sea con carácter de internado por parte de los alumnos.

En esa situación futura previsible, se debe tener en cuenta que las necesidades del ejército deben ser lo primero y en todo el proceso de acceso y formación deben primar ante otras consideraciones. Para ello se debe contar con los intereses y preferencias de cada oficial, suboficial o tropa, haciendo atractiva la carrera militar desde todos los aspectos, para poder competir en el mercado de trabajo.

Por otra parte, dada la previsible complejidad de funciones a realizar, parece aconsejable que los periodos de formación militar sean aprovechados únicamente para lo puramente militar en todos sus aspectos (moral, técnicos, etc ). En esta fase de formación el esfuerzo principal debe ser, y hacia ello deben ir orientadas las condiciones de acceso, captar y formar líderes que puedan combatir con éxito. Todo aquello que no contribuya directamente a seleccionar y formar los mejores líderes será una pérdida de tiempo. Esto supone que el periodo de formación militar sea más ajustado y rentable.

Por todo ello, un aspecto importante será la selección de los aspirantes en todos los niveles. Como es lógico, dependiendo del nivel de aspiración, es decir, a oficiales, suboficiales o tropa, los requisitos intelectuales deben ser diferentes, pero lo más importante deberá ir encaminado a determinar el potencial del aspirante para ser un buen militar. Ello implicará el disponer de los necesarios organismos que puedan evaluar su potencial.

Se prevé que la influencia de la evolución tecnológica tenga una gran repercusión en la función militar y en la formación del combatiente. Entramos en este momento en una cuestión clave. La formación del oficial en algunos ejércitos incluye un grado universitario realizado, bien en una universidad de defensa (Alemania), bien en una pública. Los argumentos para ello son variados pero el más importante es el derivado del concepto de carrera por contrato por un tiempo limitado y su necesidad de posibilitar la incorporación a la sociedad cumplido éste.

Sin embargo, a este respecto se pueden hacer varias consideraciones.

La experiencia nos enseña que los oficiales españoles, igual que los suboficiales y tropa, gozan de una gran consideración en sus misiones internacionales, tanto en Cuarteles Generales como en unidades operativas. Esto dice mucho de su formación y tipo de carrera.

La misma complejidad tecnológica avala la necesidad de una formación militar mucho más compleja y diversa. Por ello, su tiempo de formación debe agotarse en su formación militar, recibiendo las enseñanzas morales y técnicas necesarias para poder cumplir las misiones que se les encomienden.  

Por otra parte, la carrera militar tiene una serie de características que la hacen singular respecto al resto. Es una carrera cuyo fundamento más importante es la formación moral de sus componentes y una vez lograda ésta constituiría una pérdida de “talento” el desperdiciarlo fomentando la marcha hacia otras profesiones.

La situación anímica de la persona que se encuentra ejerciendo la carrera que ha elegido y que sabe que ésta es su vida y está en su “casa”, es completamente diferente de la del que sabe que en un cierto tiempo debe buscarse otra ocupación diferente. Es decir, se trata de una profesión vocacional y no ocupacional.

Por todo lo anterior se proponen varias vías de acceso a oficial.

La vía de acceso directo, con acceso a la universidad y las pruebas referidas anteriormente, y una estancia de cinco cursos en los centros de enseñanza militares, AGM y Academias Especiales. En cuanto al reconocimiento oficial de los estudios se debería reconocer su nivel de grado universitario con todas sus consecuencias, lo que supondría recuperar el prestigio de la carrera militar en sí misma.

El número de oficiales por esta vía se establecería de acuerdo con las previsiones de las necesidades para los empleos superiores a comandante.

 Otra vía de acceso sería la de los oficiales de complemento. Accederían con una titulación adecuada más las pruebas correspondientes y estarían dos años en los centros de enseñanza. Completarían en número las necesidades de oficiales para las unidades.

Por último, existiría la vía de promoción interna para suboficiales con una determinada antigüedad y calificaciones que pasarían dos cursos en los centros de enseñanza.

En cuanto al acceso a suboficial se haría por acceso directo, con titulación de FP de grado medio más pruebas adecuadas, o por promoción interna. Se cursarían dos cursos en los centros de enseñanza y su nivel reconocido sería de FP superior.

En cuanto al acceso a tropa se requeriría un nivel de ESO y las pruebas selectivas y posteriormente cursarían cuatro meses en los centros de enseñanza.

Como se puede ver este esquema está basado en el factor humano y en la creciente importancia que tendrá la formación militar debido al entorno y tecnología que caracterizarán sus acciones.

Se considera, por ello, que el Ejército debe priorizar la enseñanza como un esfuerzo primario.

                                                     General de Brigada (R) José Armada Sarriá

                                                               Ex Director Academia de Infantería

                                                  Asociación Española de Militares Escritores

WEBS RECOMENDADAS

logo gc copia22

logoministeriodefensa

pronunciamimnetos militares2

logo policia

logodiaper

grandes batallas

MONASTERIO TEJEDALogo esencia de Españaz

Comunicación audiovisual Tomás Ortiz

logo cabanas valle cabriel color
logo balneario concepcion color
OPF Investigation logo graciela LOGO Cian Aqua 1 e mas

LOGO BLOG

 

Suscripción al Boletín de Noticias de Benemérita al Día